El padre de Julen, el niño atrapado en un pozo en Totalán: "Muchos tuits de apoyo, muchos votos, pero medios ninguno"

Operativo rescate niño Totalán

El padre de Julen ha mostrado este martes su descontento con las tareas de rescate que se están llevando a cabo para recuperar al pequeño.

Rosello ha expresado también la angustia que es estar esperando durante 30 horas a que saquen a su hijo del pozo. "No pongáis que está viniendo ni el alcalde ni nadie, poned que no están haciendo una p... mierda. Que lleva 30 horas un niño metido en un pozo, que estamos muriéndonos", ha lamentado.

 

"Nadie puede ponerse en mi piel", ha añadido en declaraciones a Antena 3, al tiempo que ha asegura que él y su mujer están "muertos". El hombre ha comentado que él se encontraba echando leña al fuego cuando todo sucedió y se lanzó hacia el boquete pero solo llegó a escuchar al niño llorando unos instantes y después ya silencio. 
 

 

El operativo, formado por un centenar de efectivos, continúa las tareas para rescatar al menor de dos años que el pasado domingo cayó en un pozo de más de 100 metros de profundidad en Totalán (Málaga).

 

"ES UNA COSA SOBRE LA QUE NO HAY EXPERIENCIA"

 

Al mismo tiempo el experto y presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, Manuel Regueiro, ha destacado las dificultades en las labores de rescate de Julen ya que se trata de un incidente del que "no hay experiencia".

 

Los expertos no tienen experiencia en situaciones como la de este caso, en el que "un niño se cae en un agujero de 70 metros", y menos cuando el niño tiene solo dos años y "cabe justo" por el agujero.

 

Según recuerda, hay divisiones especiales de expertos para labores de rescate en cuevas, así como en montañas, pero no en pozos.

 

Además de la falta de experiencia en este tipo de accidentes, Regueiro apunta a la falta de información sobre el estado del pequeño. "¿A qué profundidad haces el túnel si no sabemos dónde está el niño?", se pregunta ante la última opción en la que se trabaja, que es la excavación de un túnel lateral a 80 metros de profundidad para acceder al pozo. A su juicio, "un niño de esa edad no cabe por ese pozo hasta el fondo".

 

Del mismo modo, otorga importancia a la estructura de la roca hallada dentro del agujero, y en sus paredes, para saber cómo perforar la tierra de los alrededores. El geólogo cree que podría ser pizarra. Con tal información, asegura que un túnel como el que se prevé "se puede hacer en España" porque el país cuenta con "muy buenos medios para hacer túneles", aunque "cuesta una fortuna".

 

No obstante, añade que "el problema aquí es el tiempo", pues el niño lleva más de 48 horas dentro de este pequeño agujero, que dice, "no son muy frecuentes" y según él, deberían estar tapados si no se puede extraer agua de él.