El parking de Reyes Católicos pide 20 millones de euros porque no entran coches

El parking de Reyes Católicos.

El Ayuntamiento desestima la reclamación de más de 600.000 euros al año de la empresa del aparcamiento de Reyes Católicos. La concesionaria reclama esta cantidad por la baja ocupación del parking.

El Ayuntamiento de Zamora ha desestimado una reclamación efectuada por la concesionaria del aparcamiento de Reyes Católicos por el bajo nivel de ocupación. En concreto la reclamación se sustancia en dejar de pagar el canon actual de 180.000 euros y que además el Ayuntamiento subvencione todos los años a la concesionaria con 444.000 euros. Llevada la reclamación a los años que restan de concesión alcanzaría casi los 20 millones de euro.

 

Los informes realizados por los servicios técnicos municipales desestiman de plano la reclamación, ya que se deja claro en el Pliego de Condiciones que la concesión es “a riesgo y ventura de la empresa”; y el riesgo y ventura se mantiene a pesar del Estudio de Viabilidad que se hizo en su día para 320 aparcamientos, que fueron elevados a 540 de manera voluntaria por parte de la empresa. Este parking ha adolecido de una baja ocupación desde que fue inaugurado y el Ayuntamiento ha tomado diversas medidas para intentar paliar su situación.

 

En concreto el pliego dice que "no podrá alegarse ruptura del equilibrio económico basado en previsiones de ocupación que no se cumplan, o errores de cálculo realizados por el licitador o errores de cálculo o datos incorrectos facilitados por el Ayuntamiento, siendo responsabilidad de la empresa la verificación de los mismos...". En definitiva, la empresa no puede alegar que no se está cumpliendo la previsión inicial de ocupación del aparcamiento ya que los errores de cálculo son de su exclusiva responsabilidad, máxime teniendo en cuenta que la concesionaria elevó la construcción a realizar de 320 a 540 aparcamientos como mejora de la infraestructura.

 

Desestimada la pretensión de la concesionaria, cabe manifestar que este tipo de infraestructuras realizadas en momentos de "locura inmobiliaria", no eran las necesidades que tenía la ciudad a medio plazo, como se demuestran en la falta de demanda de estos servicios en Reyes Católicos y San Martín. Según el Ayuntamiento de Zamora, equipos de Gobierno anteriores se equivocaron, ya que ni existe demanda, ni se ejecutaron las urbanizaciones de los alrededores que provocarían una mayor demanda de aparcamiento, ni parece que tanto los vecinos de la zona como los trabajadores de hospital hayan demandado los servicios de la infraestructura. Una política urbanística equivocada y una política de obras públicas equivocada en este caso.

 

Este equipo de gobierno desestima la demanda y tiene plena seguridad de que se ganará en los Juzgados si llega el caso. De la misma forma intenta solucionar en beneficio de la ciudad de Zamora los conflictos generados en el pasado con los aparcamientos de San Martín y Constitución ante la indemnización por sentencia a la que hay que hacer frente. En un caso y en otros son demandas económicas de concesiones tramitadas por anteriores equipos del PP, que les incapacita moral y políticamente para realizar cualquier crítica sin pedir previamente disculpas por su nefasta gestión que aún seguimos pagando los zamoranos, en épocas de exceso que contrastan con las actuales de austeridad y racionalidad económica.