El plan de 'salvación' de Benavente toma forma con 1,5 millones de euros de la Diputación

Centro de Transportes y logística de Benavente.

La institución provincial confirma su aportación, plantea ampliar el plan a cinco años y solicitar ayudas al Gobierno central.

La presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, y el vicepresidente primero y diputado de Obras Infraestructuras, Juan Dúo Torrado, se han reunido este miércoles en las dependencias del Palacio de La Encarnación con el viceconsejero de Economía y Competitividad de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Martín Tobalina, a quién han transmitido que la institución provincial aportará inicialmente 1,5 millones de euros para el Plan de Reindustrialización de Benavente y su comarca.

 

En el encuentro, celebrado a instancias de la institución provincial, Mayte Martín Pozo ha pedido al representante del Gobierno Regional que se amplíe a cinco años el plazo de ejecución del Plan, y ha insistido en "la necesidad y la importancia" de incluir al polígono industrial de San Cristóbal de Entreviñas en el ámbito de actuación que inicialmente se circunscribe a Benavente y al polígono de La Marina de Villabrázaro.

 

Del mismo modo, se ha acordado que los representantes de la Junta de Castilla y León y de la propia Diputación solicitarán una reunión conjunta con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para solicitar la colaboración del Gobierno de España en la financiación de las actuaciones del Plan de Reindustrialización.

 

El 'plan de choque' para Benavente fue anunciado en enero, pero todavía no se había dado ni un paso. Entre otras cosas, se estudiará la ampliación del centro de transportes. La Junta ha recordado que hay noticias positivas, como el proyecto maderero que se implantará en el Polígono Industrial de Villabrázaro con la creación de más de 100 empleos y efecto de empresa tractora.

 

La Junta ha propuesto la creación de sendos programas territoriales de fomento para Béjar, en Salamanca, y Benavente, en Zamora, con el objetivo de reindustrializar estas dos zonas y sus áreas de influencia desde el reconocimiento que han perdido actividad y empleo industrial. En el caso de Benavente, se apoyará en su condición como nudo logístico para recuperar el pulso económico.