El plan Juncker impulsará con financiación europea el gasoducto Portugal-España por Zamora

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su homólogo portugués, Pedro Passos Coelho.

Europa aprobará la conexión gasista que pasa por la provincia como uno de los proyectos de interconexión energética que recibirán financiación del plan Juncker. Tras los últimos acuerdos con Portugal, en la próxima cumbre Rajoy/Passos se hará oficial su prioridad.

En los últimos días España ha dado un impulso importante la política de interconexiones energéticas, una prioridad estratégica de Europa que busca fórmulas para reducir su dependencia de países como Rusia en el caso del gas. Tras aprobarse una importante infraestructura eléctrica con Francia, ahora llega el turno de los gasoductos, entre los cuales está el que une España y Portugal por la provincia de Zamora.

 

Según diversos medios, la Comisión Europea ya tiene seleccionados los seis proyectos prioritarios de España en materia energética y que contarán con apoyo financiero comunitario dentro del denominado Plan Juncker. Se trata de cuatro interconexiones eléctricas, líneas de alta tensión, y dos nuevos gasoductos que interconectarán Portugal y España con Francia, y con el resto de los sistema energéticos de la Europa comunitaria.

 

Mapa de las interconexiones gasistas de Europa.

 

Una de las apuestas de España es la conexión gasista con Portugal. Se trata del gasoducto que uniría Zamora con Bragança y que permitiría unir el sistema luso, con punto de entrada en sus puertos, con el nudo gasista que actualmente hay en Zamora. El proyecto contempla un total de 310 kilómetros y capacidad prevista de 142 GWh/d (gigavatios hora diarios). Esta infraestructura está entre las que esperaba su momento desde que el pasado verano Rajoy y Passos Coelho firmaran un pacto por el mercado gasista ibérico y apostaran por las interconexiones.

 

Este proyecto sería prioritario desde este 2015 y también en 2016, y tendría que estar operativo en 2018. En Portugal ya han iniciado las actuaciones: la infraestructura ya está en marcha en el país vecino a cargo de la estatal REN, que ha iniciado su parte de los cerca de 300 kilómetros de recorrido que une Mangualde y Zamora. Las primeras adjudicaciones se produjeron en mayo de 2012, mientras que en España aún no se ha dado el visto bueno a la infraestructura a pesar de que el Gobierno lo ha llevado en los últimos años a los acuerdos de la cumbra hispano-lusa sin que haya prosperado. Pero esta vez parece la definitiva porque para Rajoy es prioritario y se lo planteará así a Passos en la próxima cumbre.

 

El proyecto contaría, como los otros destacados presentados por España, con el beneplácito de la Comisión Europea y accedería a financiación comunitaria a través del plan Juncker, con el que se pagaría el 50% de la inversión. 

 

El gasoducto Portugal-España por Zamora forma parte desde finales de 2013 de los "proyectos de interés común" de la Unión Europea que recibirán apoyo y financiación comunitaria para su desarrollo junto con otros 5 planes energéticos españoles. La Comisión Europea ha seleccionado en total 248 proyectos, en su mayoría redes de transmisión de gas y electricidad, que podrán beneficiarse de una parte de los 5.850 millones de euros que facilitará Bruselas a las infraestructuras energéticas transeuropeas entre 2014 y 2020.

 

Además, la empresa encargada de ejecutarlo, Enagás, se ha preparado para este nuevo impulso de inversión. El gasoducto estaba en sus planes hasta 2015, pero recientemente, esta misma semana, los ha actualizado. La compañía prevé invertir hasta 2017 una media anual de 430 millones de euros, que sumarán un total de 1.290 millones de euros al final del periodo. De esta cifra, aproximadamente la mitad se destinará al desarrollo de infraestructuras en España y la otra mitad a proyectos internacionales.

 

 

UN PROYECTO MUY ESPERADO

 

El proyecto del tercer gasoducto de interconexión entre Portugal y España por Zamora lleva en el alero casi desde 2007 a pesar de que completaría una red en la que Zamora, con su estación de compresión y gasoductos de la red tiene un papel fundamental. El proyecto fue abordado por primera vez en 2009 con motivo de la Cumbre Hispano Portuguesa que ambos gobiernos celebraron en Zamora aquel año y aparecía reflejado ya en el primer borrador de la planificación de los sectores de electricidad y gas 2012-2020 elaborada por el Ministerio de Industria.

 

En ese documento el punto de conexión de Portugal se preveía en aquel momento en Celorico da Beira, aunque ahora se ha cambiado por Mangualde, con una longitud de 376 kilómetros, de los cuales en torno a 290 estarían en Portugal y 86 en España. Según los últimos planes, podría estar en servicio en 2016 de manera parcial y en 2018 ya en su capacidad total.

 

 

LA IMPORTANCIA DE LAS INTERCONEXIONES

 

El secretario de Estado de la Energía, Federico Ramos, ha apuntado hoy, en el marco del VIII Día Eólico, que España trabaja conjuntamente con Francia y Portugal por "un mercado único europeo" de energía. Las "interconexiones" entre países son "fundamentales" porque las energías renovables pueden ser "foco de desarrollo" para Europa, ha incidido Ramos en una jornada organizada por la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl).

 

Tras destacar que el 40% de la energía que se consume procede del viento, el secretario de Estado ha destacado el paquete de medidas de clima y energía aprobado en octubre para la Unión Europea, de la que deriva la reciente conexión eléctrica entre España y Francia.