El pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado la cesión de 6.500 metros cuadrados para ampliar el Diego Siloé

Pleno del Ayuntamiento de Burgos. E.P.

El alcalde, Javier Lacalle, ha explicado que también es necesario afrontar la modificación de espacios para acceder al polideportivo de San Pedro y San Felices

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha aprobado este viernes por unanimidad la cesión de una parcela de 6.500 metros cuadrados a la Junta de Castilla y León para afrontar la ampliación del Instituto de Educación Secundaria Diego Siloé, ubicado en la zona sur de la ciudad.

 

El alcalde, Javier Lacalle, ha destacado la contribución del Partido Popular para que esta cesión a la Consejería de Educación fuese una realidad y ha explicado, para ello, se puso "mucha atención" en la reparcelación del entorno de la antigua estación de trenes, con el objetivo de que existiese espacio suficiente para la ampliación.

 

"Más iniciativa que poner los 6.500 metros cuadrados que pedía la Junta es imposible", ha aseverado Lacalle, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de señalar que, ahora, es preciso que se afronte "cuanto antes" la urbanización de la parcela para otorgar al centro docente nuevos espacios.

 

Asimismo, ha explicado que es necesario afrontar la modificación de espacios para acceder al polideportivo de San Pedro y San Felices, anexo a la parcela en cuestión y cuya entrada se ubicará en la parte más próxima al Centro de Creación Musical El Hangar.

 

El concejal socialista Antonio Fernández Santos, por su parte, quien ha sido el único miembro de la oposición en intervenir en este punto, ha recordado que desde 1987 no se han atendido las necesidades del instituto y ha reiterado que la cesión será una realidad gracias al "interés" mostrado por el Grupo Municipal Socialista.

 

Fernández Santos ha reprochado al alcalde que el Partido Popular no haya realizado ninguna iniciativa para que la parcela municipal fuese a manos de la Junta para acometer la ampliación del centro docente y ha insistido en que esta circunstancia se ha repetido a lo largo de todos los años que los 'populares' han gobernado en la ciudad.

 

La sesión plenaria del Ayuntamiento de Burgos, de carácter ordinario, ha comenzado con un minuto de silencio, como es habitual desde hace años, en recuerdo de todas las victimas de la violencia de género.