El PP critica la parálisis del Ayuntamiento de Zamora con carpetas acumuladas y facturas sin atender

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha criticado "el desgobierno y el abandono total" de los servicios municipales y que no se han habilitado espacios para los grupos de la oposición.

En un comunicado remitido a Europa Press, los 'populares' han criticado que los representantes del Gobierno municipal, con Francisco Guarido a la cabeza, demuestran "su incapacidad después de varias semanas en las que ni siquiera han sido capaces de materializar el reparto de las áreas municipales para dar respuesta a los problemas y las necesidades de los zamoranos". El Partido Popular considera que esta situación es "inaudita" y más si se tiene en cuenta que "ambos partidos tenían ya realizado el reparto de las concejalías antes de la constitución del Ayuntamiento, y no se sabe por qué razón ocultan a la opinión pública y retrasan con su pasividad toda la actividad municipal".

 

 

Muestra de ello, ha indicado el PP de Zamora, es que las carpetas y los documentos "se acumulan desde hace semanas en las diferentes áreas municipales, así como las facturas de acreedores sin firmar, con el consiguiente perjuicio que esta circunstancia supone para los pequeños y medianos empresarios que dependen de estos pagos para el mantenimiento de sus negocios".

 

Del mismo modo, el Partido Popular ha puesto de manifiesto el "inusitado e inexplicable" retraso en la apertura de las piscinas municipales de la Ciudad Deportiva y de Higueras, programada por el anterior equipo de Gobierno municipal para hace una semana, y que tras la llegada de Izquierda Unida permanecen cerradas a pesar de la demanda insistente de los usuarios de la capital.

 

Asimismo, el PP recalca que los responsables del bipartito ni siquiera han habilitado las sedes demandadas por el resto de los grupos municipales para ejercer sus labores de oposición de manera dignaPor ello, el Partido Popular concluye que el alcalde del bipartito está "más preocupado de atender a medios de comunicación nacionales para vender mensajes grandilocuentes de intenciones" que de "solucionar los problemas puntuales de la ciudad y de los zamoranos".