El PP hará su 'vendetta' en el Senado pero sin tocar el acuerdo por las pensiones

El PP estudia ampliar el plazo de enmiendas para introducir cambios en sus propios presupuestos. Hernando dice que tienen las "manos libres" para tocar inversiones pactadas con el PNV.

El PP está dispuesto a ampliar en el Senado el plazo de enmiendas parciales a los Presupuestos del Estado, que concluía esta tarde a las 18,00 horas y que se prolongará así varios días, cinco más como máximo, han informado fuentes 'populares' a Europa Press. La iniciativa llega en plena ofensiva del PP tras perder la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Los 'populares' estudian aprovechar la mayoría absoluta que tienen en el Senado para introducir cambios en sus propias cuentas ahora que dan por rota la vinculación con otros partidos al haber perdido el Ejecutivo. Especialmente, dan por terminado el pacto con el PNV, que decidió apoyar la moción de censura por la que Pedro Sánchez es ahora presidente del Gobierno.

 

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha afirmado este lunes que el grupo está dispuesto a "mejorar" sus propios Presupuestos Generales del Estado durante la tramitación en el Senado porque así lo han hecho "siempre" y lo harán con las "manos libres" respecto del PNV, que "ha roto la confianza", si bien ha aclarado que estas posibles enmiendas no afectarán al acuerdo en torno a la subida de las pensiones.

 

"Nosotros siempre, salvo el año pasado, hemos mejorado los presupuestos en el Senado y hemos revisado algunas y es evidente que en estos momentos no tenemos una vinculación con el PNV porque han roto la confianza con las distintas formaciones políticas para sacar los presupuestos", ha dicho en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

 

De esta manera, el PP tendría varios días más para revisar el proyecto presupuestario y preparar enmiendas. La decisión tiene mucho que ver con que este martes se reúne el Comité Ejecutivo Nacional convocado por Rajoy para repasar lo ocurrido. Será este órgano el que decida formalmente qué es lo que se enmienda en los Presupuestos.

 

Pero cualquier modificación en el Senado volverá después al Congreso, que tiene siempre la última palabra sobre las leyes. La Cámara Baja puede mantener los cambios introducidos en el Senado o rechazarlos, volver al texto original aprobado por el propio Congreso. En cualquier caso es suficiente la mayoría simple, más votos a favor que en contra.

 

Si el PP decide por ejemplo modificar las partidas pactadas con los vascos de inversión en Euskadi, que alcanzan casi los 600 millones de euros, el PNV tendrá después en el Congreso que sumar a otras fuerzas para que le apoyen. Si no son el PP y previsiblemente Ciudadanos, no le quedará otra que hacerlo con el PSOE y Unidos Podemos.

 

Pero el PP puede decidir no tocar lo ya aprobado sino aprovechar el trámite para introducir otros asuntos a los que tuvo que renunciar por la necesidad de buscar apoyos. Si mantiene para ello el apoyo que le ha dado Ciudadanos a las cuentas, será de nuevo necesario en el Congreso que los partidos que aprobaron la moción de censura sumen fuerzas.

 

El PSOE se verá así en la situación de lograr el apoyo de Unidos Podemos y las fuerzas independentista a favor de los Presupuestos del PP que aprobó originalmente el Congreso, porque si estos partidos mantienen el rechazo a los PGE los 'populares' podrán también en el Congreso imponer su criterio.

 

 

Los vetos, este martes

 

Mientras tanto, el Senado debate este martes en Pleno los vetos a las cuentas presentados por los partidos que han apoyado a Pedro Sánchez en la moción de censura salvo el PNV: Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y Bildu. Los vetos, que es como se denomina en el Senado a las enmiendas a la totalidad, se debatirán este martes en Pleno. Si por casualidad alguna de ellas prosperase, las cuentas volverían al Congreso sin enmendar y de nuevo la Cámara Baja tendría que decidir qué hace con ellas: o mantener el rechazo que plantean los socios de Sánchez en la moción de censura o que PP, Ciudadanos, PNV y las fuerzas canarias impongan otra vez su mayoría.

 

El debate de enmiendas está previsto originalmente para la semana que viene, la del 11 de junio, y que el Pleno de la Cámara que vote los Presupuestos arranque el 21 de ese mes. Si el PP introduce cambios, las cuentas volverán a al Cámara Baja a continuación.

Comentarios

Paco 06/06/2018 20:48 #7
Sonreír que pronto Grande-Marlasca os va a poner a la UCO a las puertas de casa. Se os acaba el chollo
Farinata 05/06/2018 12:33 #6
Con risa forzada sale el milindris de Beleña. Acojonado tiene que estar y más ahora que ve peligrar la poltrona. Arruinado dejasteis el pueblo y comarca, ahora toca devolver lo robado. El cocinillas de Serradilla no dá crédito que dentro nada se vea parado y si poltrona, como él, muchos mas
"mis presupuestos, ya no los quiero, y ya no respiro!!!" 05/06/2018 10:29 #5
Para que se vea bien claro, que su interés en aprobar los presupuestos, era algo para su propio beneficio, no para el bien de los ciudadanos. Ahora, que les quitan la poltrona, ya no les valen sus propios presupuestos. Y que haya gente defendiendo a esta mafia......... Ojalá os gastéis todo lo robado en medicinas.
Yo 05/06/2018 08:48 #4
La "vendetta",la tendria que aplicar el pueblo con estos ladrones y sinverguenzas,pero vendetta en el sentido literario,vamos,al estilo italino o Corso,
verguenza de corruptos. 04/06/2018 15:08 #1
Aquí se puede comprobar, que solo piensan en su propio interés, y no en servir al ciudadano, que es para lo que se supone que entran en política. Un partido condenado por lucrarse de la corrupción, que ellos mismos han montado, y que habla de venganzas, por que les han quitado la poltrona, y su forma de robar.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: