El PP rechaza el cierre del centro de residuos industriales de Fresno de la Ribera

El PP rechaza derogar el CTRI de Fresno (Zamora) porque tiene "todas las bendiciones legales". Ha tratado 30.000 toneladas de residuos industriales no peligrosos de seis provincias de Castilla y León.

El Grupo Parlamentario Popular ha rechazado este miércoles la toma en consideración de la Proposición de Ley del PSOE para derogar la declaración de Proyecto Regional para la instalación de un centro de tratamiento de residuos industriales no peligrosos en el término zamorano de Fresno de la Ribera de 2008, porque cuenta con "todas las bendiciones legales" y presta un "servicio imprescindible" para la gestión de los residuos de "cientos de empresas" cuya viabilidad se "resentiría" por el cierre del CTRI, "único en Castilla y León".

 

Así lo ha asegurado el procurador 'popular' Óscar Reguera en su argumentación en contra de la toma en consideración de la Proposición de Ley del PSOE -la oposición ha votado a favor con la abstención del procurador de UPL, Luis Mariano Santos- con la que los socialistas pretendían forzar a la Junta a "hacer las cosas bien" ante el convencimiento de que "más pronto que tarde" los tribunales volverán a dar "un tirón de orejas" al Gobierno regional por un proyecto regional "ad hoc" que se hizo para eludir lo que las leyes quisieron corregir en 2007 - el TSJCyL ordenó en 2007 la suspensión judicial de este vertedero-.

 

Sin embargo, el procurador del PP ha asegurado que, a día de hoy, se mantienen las mismas circunstancias que motivaron la declaración de este Proyecto Regional recogido en el actual Plan de residuos que proporciona al centro "una cobertura adicional" a lo que se une que forma parte de la Red Nacional Integrada de Instalaciones para la Eliminación de Residuos.

 

Según sus datos, entre enero y abril de 2016 el CTRI de Fresno ha tratado 30.000 toneladas de residuos industriales no peligrosos de seis provincias de Castilla y León, a lo que ha añadido que el 86 por ciento de los clientes de este centro proceden mayoritariamente de Zamora, Valladolid, Palencia y León, también de Segovia y Salamanca, y que un 60 por ciento de los mismos son gestores, valorizadores y recicladores y, el resto, clientes directos de sectores como la automoción, la energía eólica, el mueble, el cemento, el papel o la alimentación.

 

Para Óscar Reguera el cierre de este CTRI afectaría a los diez empleos directos y a los 30 indirectos que dependen del mismo así como a los cientos de empresas y trabajadores que reciclan en las instalaciones de Fresno de la Ribera con un funcionamiento ambiental y técnico "satisfactorio" que goza del "mayor amparo legal", ha reiterado el procurador del PP. "Si yo fuera un empresario del sector o un trabajador y les oyera me recordarían palabras del creador de Obelix cuando decía 'están locos estos romanos'", ha ironizado Reguera que ha cargado contra la oposición por pretender cerrar el centro sin crear soluciones medioambiantales. "¿Qué hacemos con esas 30.000 toneladas, que se autodepuren?", se ha preguntado.

 

 

HACER LAS COSAS BIEN

 

"No es cuestión de cerrar sino de hacer las cosas bien", ha respondido por su parte el procurador proponente José Ignacio Martín Benito, quien ha propuesto un decreto para modificar la actual ley y dar todas las garantías de participación que la Junta "cortó de raíz" en 2008. "Las mayorías no eximen de cumplir con la legalidad vigente", ha advertido el socialista, en referencia a los "clarísimos precedentes" de sentencias en contra de las leyes de la Junta por vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva reconocido por la Constitución.

 

Martín Benito y Reguera se han enzarzado sobre el último pronunciamiento del Tribunal Constitucional que no ha admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad del TSJCyL en este caso, por un defecto de forma y sin entrar el fondo, según el primero, mientras que el segundo cree que el TC ha entrado en "el trasfondo, el meollo, la esencia y lo nuclear" en referencia a que el TSJCyL aplicó en su día la norma "sin reserva alguna" para luego dudar. "Si no hizo reserva alguna no hay que dudar después, es constitucional o no es inconstitucional que es lo mismo", ha sentenciado el 'popular'.

 

Por su parte, el leonesista Luis Mariano Santos se ha abstenido convencido de que "en el fondo" el PSOE tiene razón pero ha advertido de los "perjuicios" que supondría el cierre del CTRI para los habitantes de Fresno por lo que ha instado a la Junta a buscar un acomodo que garantice la "legalidad absoluta" del centro. "Dudo de que la solución sea derogar la Ley y reiniciar el procedimiento desde el punto de partida", ha insistido.

 

En el caso de Ciudadanos, el procurador José Ignacio Delgado ha apoyado la iniciativa "de todo punto razonable y lógica" del PSOE y ha aprovechado la ocasión para pedir a la Junta que, con la colaboración y coordinación de todos, intente "de una vez por todas" hacer las cosas bien, con capacidad, buenos informes.

 

Por parte del Grupo Mixto, su portavoz, José Sarrión, de IU, se ha mostrado de acuerdo con la derogación de la Ley y ha advertido del "riesgo ambiental importante" de este centro localizado a 1.600 metros del casco urbano de Fresno de la Ribera, a menos de 2.000 metros del río Duero aguas arriba de la ciudad de Zamora y a 500 metros con respecto al arroyo Bebederos, afluente del anterior, como también ha opinado la procuradora de Podemos Josefa Rodríguez Tobal, quien ha acusado a la Junta de adjudicar "a dedo y sin ningún concurso" el proyecto a la empresa ACS en lo que ha considerado un "interés especial" del Gobierno regional para que la compañía de Florentino Pérez tenga el monopolio de la eliminación de los residuos industriales en la Región.