El preso que sufrió una reducción violenta en la cárcel de Villena agrede en el cuello a un funcionario en Cuenca
Cyl dots mini

El preso que sufrió una reducción violenta en la cárcel de Villena agrede en el cuello a un funcionario en Cuenca

Archivo - Imagen de archivo del acceso a un centro penitenciario

Protesta de los sindicatos de prisiones.

Los hechos ocurrieron durante la tarde de este miércoles en la prisión de Cuenca y fueron protagonizados por un interno "extremadamente peligroso", el mismo, según fuentes sindicales, que protagonizó el incidente grabado por las cámaras de seguridad en la prisión de Villena al ser reducido a la fuerza por tres trabajadores, golpeándole reiteradamente haciendo uso de sus porras reglamentarias.

El interno forma parte del Programa de Atención Integral a Enfermos Mentales (PAIEM). Tras la agresión de ayer, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ha contactado con el jefe de servicios, que ya está en su domicilio una vez atendido en un hospital, para interesarse por su estado de salud y ofrecer los servicios legales, según explican fuentes de la institución dependiente del Ministerio del Interior.

Una intervención para reducir a este mismo preso en Villena llevó en septiembre a la apertura de una investigación, al supuestamente contradecir las imágenes de las cámaras de seguridad la versión de que los trabajadores habían sido agredidos en primer lugar por el interno. Esto derivó luego en otra investigación judicial por la agresión que denunció días después la subdirectora de seguridad de Villena.

La subdirectora fue abordada por encapuchados cuando salía de su domicilio en unos hechos que están bajo investigación judicial. A la trabajadora --que contó con el respaldo del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y Ángel Luis Ortiz-- le habían pedido en varios mensajes enviados a su teléfono móvil que borrara las imágenes de las cámaras de seguridad que recogieron este otro incidente con la reducción con supuesto exceso de fuerza, al usar los funcionarios las porras.

INCIDENTE DE AYER

Según ACAIP-UGT, ayer por la tarde este mismo interno se encontraba "alterado" y "rompió todos los cristales de su celda" en Cuenca. Luego se atrincheró en el baño, acudiendo el jefe de servicios acompañado de tres funcionarios. El interno saltó por encima de estos con un cristal en la mano y "atacó" al jefe de servicios, "llegando a cortarle en el cuello a pocos milímetros de la yugular"".

ACAIP-UGT añade que el jefe de servicios fue derivado al hospital y se encuentra estable y en su domicilio tras la agresión de este interno que ingresó en la prisión conquense el pasado día 22. El sindicato añade que está acusado de un delito de agresión sexual en Tarancón, "hecho que había cometido pocos días después de haber salido en libertad y haberse desprendido de la pulsera telemática que se le había instalado para su control".

El sindicato denuncia las faltas de medidas de control sobre este tipo de presos peligrosos y las carencias de personal en Cuenca, incluyendo personal médico. "Estamos hartos de la dejadez de la administración", añaden desde ACAIP-UGT, que ha convocado una concentración este viernes a partir de las 11.30horas a las puertas de los centros penitenciarios.

CSIF también ha exigido el cumplimiento del protocolo contra las agresiones y un refuerzo urgente de la seguridad en los centros penitenciarios, tras los últimos ataques contra tres funcionarios de prisiones en Cuenca y Algeciras (Cádiz).

"Exigimos que se reconozca cuanto antes la figura de agente de autoridad para los funcionarios de prisiones, que ayudará a que se eviten este tipo de agresiones, junto con el reforzamiento de plantillas y de las mejoras de las condiciones laborales", ha pedido CSIF.

Desde la plataforma 'Tu Abandono Me puede Matar' han denunciado la "grave negligencia" de Instituciones Penitenciarias por derivar a una cárcel como la de Cuenca a un preso peligroso que, según apuntan, ha protagonizado más de 50 incidentes regimentales.