El pronóstico apunta a un Domingo de Ramos bajo la lluvia

La previsión de la AEMET adelanta lluvias para el primer fin de semana del ciclo procesional.

Los cielos estarán poco nubosos en casi toda la Península durante la primera mitad de la semana excepto en el tercio noreste peninsular, donde abundarán las precipitaciones en forma de nieve, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha señalado que de cara a Semana Santa hay "incertidumbre" en la predicción, pero que apunta que el Domingo de Ramos podría estar lluvioso. Así se refleja a día de hoy en la predicción que la agencia tiene en su página web para Zamora, aunque faltan suficientes días como para no dar este pronóstico como seguro.

 

La inestabilidad atmosférica será la nota predominante durante los primeros días de la Semana Santa en Castilla y León, según ha indicado este lunes en Zamora el delegado regional de la Agencia Estatal de Meteorología, Juan Pablo Álvarez. "El tiempo no va a ser tan bueno como el pasado año, pero tampoco será como en 2013, cuando llovió durante toda la semana", ha apuntado el experto.

 

De esta manera, el pronóstico para este fin de semana, cuando comienzan los desfiles procesionales en varios puntos de la región, será de bajadas que llegarán del oeste, "lo que aumentará la humedad y las nubes, por lo que serán muy posibles los chubascos", ha señalado. Sobre la temperatura, Álvarez ha destacado que será similar a la de los últimos días, con unas máximas que rondarán entre los 12 y los 13 grados, "mientras que las mínimas serán algo más altas que ahora, debido a la entrada de la nubosidad, no bajando probablemente de los cuatro grados", ha calculado.

 

De esta manera, la lluvia amenaza las procesiones del Sábado de Dolores y Domingo de Ramos. "Ese fin de semana pasará un frente de lluvia, que será más probable por la tarde. Ahora tenemos una situación de estabilidad y temperaturas altas, lo que precede al frente de lluvias", ha explicado el delegado regional de la Aemet.

 

 

RESTO DE ESPAÑA

 

El portavoz de la AEMET Modesto Sánchez Barriga ha explicado a Europa Press que este lunes y martes las nevadas serán generalizadas en el cuadrante nororiental peninsular: Cataluña, parte de Aragón, Cantábrico oriental, norte de la Comunidad Valenciana. En concreto, ha señalado que la cota de nieve estará "relativamente baja"; este lunes en 500 a 900 metros en Navarra y Aragón y el martes subirá ligeramente hasta los 900 a 1.100 metros. "Las nevadas afectarán sobre todo a Pirineos y sistema Ibérico", ha añadido.

 

Del resto del país, ha dicho que durante esos dos días se prevén cielos poco nubosos o despejados y una "ligera" subida de temperaturas, de entre 1 y 2 grados centígrados. Sánchez ha añadido que el martes puede haber nubes medias o altas pero que en general estará prácticamente despejado. 

 

Respecto al miércoles, el portavoz ha señalado que será un día "de transición", en el que se espera nieve en Pirineos y precipitaciones de agua en Extremadura y Baleares, mientras que en el resto del país no se esperan precipitaciones. Ya el jueves ha dicho que volverá a haber precipitaciones en forma de nieve en Cataluña, la cordillera Cantábrica y Pirineos.

 

De cara al primer fin de semana de Semana Santa, ha adelantado que "aún es pronto" para saber con exactitud la meteorología prevista puesto que hay "incertidumbre" en los modelos de predicción. En todo caso, ha apuntado que parece que el viernes entrará una perturbación por el oeste de la Península que dejará precipitaciones en la mitad occidental peninsular y que el Domingo de Ramos podrían generalizarse prácticamente a toda la Península.