El PSOE exige ya para 2016 la inversión en el centro de salud de Parada del Molino

José Ignacio Martín Benito y Ana Sánchez, procuradores del PSOE.

El grupo socialista presentará una moción en las Cortes para que la reforma del centro de salud de la capital entre en los presupuestos tras haber quedado aplazado en 2011.

Los procuradores del PSOE por Zamora Ana Sánchez y José Ignacio Martín Benito instarán a la Junta de Castilla y León a incluir el Centro de Salud de Parada del Molino dentro del Plan de Inversiones Sociales Prioritarias de esta Legislatura y que los presupuestos generales de 2016 contemplen una partida destinada a tal fin. Dicha iniciativa se presenta en coordinación con el grupo municipal socialista de la capital zamorana.

 

Recuerdan los socialistas que la construcción de este centro de salud se incluyó en presupuestos de la Junta de 2011, en los que se contemplaba una inversión de 142.542 euros de un coste total que ascendía ya a 3.796.524 euros. El resto se preveía invertir en las siguientes anualidades. Así para 2012 se preveía un gasto de 1.200.400, para 2013 1.215.349 y los restantes 899.610 sin especificar anualidad. Sin embargo, las obras no llegaron ni siquiera a comenzar y la partida desapareció en los presupuestos de los años siguientes.

 

Entienden desde el PSOE que es hora de pasar de las palabras a los hechos. A este respecto, indican como representantes de la Junta de Castilla y León han señalado en varias ocasiones la "prioridad" de esta infraestructura. Concretamente el Delegado Territorial de la Junta en Zamora señaló esta prioridad en octubre de 2011. El 11 de mayo de 2015 la actual Vicepresidenta de la Junta –entonces alcaldesa de Zamora y candidata a las Cortes de Castilla y León, declaró que "el centro de salud Parada del Molino continúa siendo una prioridad".

 

Unos días más tarde, el 18 de mayo de 2015 el Consejero de Sanidad anunció en Toro (Zamora) que se habilitarán partidas presupuestarias para acometer la construcción de los nuevos centros de salud de Parada del Molino, en la capital zamorana, y de Villalpando. Por otro lado, en el debate de investidura celebrado el pasado mes de junio, el presidente de la Junta de Castilla y León anunció la aprobación de un Plan de Inversiones Sociales Prioritarias con una dotación presupuestaria de 600 millones de euros durante la presente legislatura.