El PSOE garantiza su apoyo para que Guarido sea investido alcalde de Zamora
Cyl dots mini

El PSOE garantiza su apoyo para que Guarido sea investido alcalde de Zamora

Francisco Guarido, en una comparecencia de Izquierda Unida.

El PSOE dará su respaldo en la investidura el día 13 de junio y permitirá que el Consistorio deje de estar en manos del PP. No se ha hablado de pactos estables o de entrada en el equipo de Gobierno para los próximos años a cambio de este apoyo.

El secretario general del PSOE de Zamora, Antonio Plaza, ha garantizado el apoyo de los cinco concejales de su grupo en el Ayuntamiento de la capital a la investidura del candidato de Izquierda Unida (IU), Francisco Guarido, como alcalde tras una reunión celebrada este jueves entre ambas formaciones a la que, sin embargo, no han acudido ni el cabeza de lista ni la número dos de los socialistas, José Luis Gómez y María Cruz Lucas.

 

Tras el encuentro celebrado en la sede provincial del PSOE --al que han acudido los máximos responsables autonómicos de socialistas e IU, Luis Tudanca y José María González--, Plaza ha comparecido ante los medios para ratificar el compromiso de su partido con la investidura de Guarido como alcalde, lo que supondría la salida del PP de la Alcaldía, si bien no ha podido "explicar" los motivos de la ausencia de Gómez y Lucas, los cuales "estaban avisados" de la cita. Los dirigentes socialistas no han sabido explicar los motivos de su no presencia aunque sí han confirmado que estaban convocados a la reunión.

 
Lo que sí ha indicado es que "después de 20 años de Gobierno del PP hay una oportunidad de cambio a un Gobierno progresista pero eso no se hace de la noche a la mañana".

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, el secretario provincial del PSOE ha evitado pronunciarse todavía sobre futuros pactos de legislatura o sobre si los socialistas entrarán o no el equipo de Gobierno. En las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, el PP se situó como primera fuerza política con diez concejales, seguido de IU con ocho, PSOE con cinco y Ciudadanos con dos, lo que dejó a los 'populares' sin la mayoría absoluta que gozaban hasta ahora y permitía un gobierno de Izquierda Unida con el apoyo socialista.

 

No obstante, de no ser secundado este acuerdo por todos los ediles del PSOE, la unión de ambos partidos carecería de la mayoría suficiente para gobernar y podría abrir la puerta a un acuerdo entre PP y Ciudadanos, que juntos suman doce concejales --uno por debajo de la mayoría absoluta--.