El radar del túnel de Padornelo supera las 20.000 multas en un año

Es uno de los más activos de todo el país y ha 'puesto' más multas que todos los radares móviles con los que la DGT vigila las carreteras de la provincia.

El radar instalado a la altura del túnel de Padornelo en la A-52 ha sido en 2015 uno de los más activos de todas las carreteras del país. De hecho, según los datos de Automovilistas Europeos Asociados, está en la lista de los que más multas han originado durante el año pasado. Según el último informe de AEA, este cinemómetro 'cazó' a miles de conductores y con sus 'fotos' se pusieron 20.370 sanciones. En 2014 fueron 17.137, así que ha mejorado sus resultados.

 

El radar de Padornelo es un habitual de estos listados desde hace años, y en ocasiones ha superado incluso estas cifras. Además, es el segundo de Castilla y León en mayor número de multas por detrás de uno que hay en la A-1 en la provincia de Burgos, que ha superado las 30.000 multas. De hecho, el radar de la A-52 ha puesto él solo más multas que todos los radares móviles de las carreteras zamoranas justo el año en el que la DGT ha centrado la actividad de estos en las carreteras secundarias.

 

Los radares móviles de la Guardia Civil de Tráfico impusieron el pasado año en las carreteras de Castilla y León 229.310 infracciones, un 4,7 por ciento menos que en 2014 (240.751), según datos del Ministerio del Interior, en los que no se incluyen las infracciones detectadas desde los helicópteros Pegasus.

 

Por provincias, Valladolid se situó a la cabeza con 37.152 multas, la cifra más alta desde 2012, por delante de Burgos, con 36.167, aunque en este caso se está muy lejos de las 45.540 sanciones de 2013. En León, con 34.108, ocupa la tercera posición, aunque como en el caso de Burgos también se ha registrado un descenso en los últimos años, dado que en 2012 las multas puestas gracias a estos dispositivos fueron 55.578, informa Ical. En el otro extremo se sitúa Soria, donde en 2015 se contabilizaron 10.416 denuncias; Zamora, con 17.092, y Ávila, con 21.328. En las carreteras de Segovia se acumularon 27.376, en Salamanca 23.425 y Palencia 22.246.

 

Las multas de los radares móviles suponen la mitad de las impuestas por la Guardia Civil en la Comunidad. Así, de las 454.111 sanciones contabilizadas en 2014, el 53 por ciento correspondieron a este tipo de dispositivos. Este porcentaje en 2013 fue del 46,8 por ciento y del 54 por ciento un año antes.