El 'rastas' del MMT al fin suelta el brazo

Anderson, durante el partido ante Cangas. Foto: F. Oliva

Anderson firma ante Cangas su primer gran partido, con siete goles y 70% de efectividad en el lanzamiento, su mejor porcentaje de acierto de los nueve partidos de Liga. El brasileño se ha quitado un peso de encima tras presionarse por sus primeras actuaciones.

Anderson Santos Da Silva es, sin duda, el fichaje estrella del MMT Seguros para esta temporada. El jugador brasileño llegó a pocos días del inicio de la Liga y causó sensación en su estreno, por partida doble. Por un lado, se vislumbraba una capacidad goleadora que le iba a venir muy bien al Balonmano Zamora, falto de facilidad anotadora. Y por otro fue el 'autor' de la jugada que condenó a los 'pistacho' a estrenar la competición con un empate. Falló aquel tiro, pero se le auguraban tardes de goles.

 

Sin embargo, no fue así. Dicen desde el club que el jugador se autopresionó desde el primer día de su llegada. Sabía que el equipo confiaba en su capacidad anotadora, porque para eso venía a Zamora, para hacer goles, muchos goles, y hacerle la vida más fácil a un club modesto como ocurre con otros jugadores de su estilo en Asobal. De su acierto depende que el equipo no vaya 'con el gancho' todos los partidos y que aumenten sus opciones, y también que Octavio, Jortos o Ceballos se aprovechen. Y eso le ha presionado.

 

Esa presión fue negativa y ya ante Puerto Sagundo bajó sus cifras de acierto; y después vinieron actuaciones flojas sin paliativos, especialmente en el Ángel Nieto. Ante Huesca no acertó en ninguno de sus cuatro lanzamientos, ante Ademar se quedó en dos de siete, ante Logroño en uno de tres, poco más ante Atlético Valladolid... Sus cifras estaban lejos de lo que se esperaba... hasta este pasado sábado. Ante Cangas, Anderson por fin ha sido el lanzador letal que se espera. No sólo marcó siete goles, su mejor cifra de la temporada, sino que lo hizo con un 70% de acierto en diez lanzamientos y con goles importantes, como el que puso el 16-15 al descanso cuando los gallegos apretaban. 

 

El jugador ha sido el primero que ha respirado. Según iban avanzando los minutos se le vio más satisfecho y conectado con la grada, al que le va a gustar un jugador que es un espectáculo... y que ahora acierta. Fue de los que más celebró la victoria y sus compañeros, que sabían de su preocupación, se lo premiaron: fue felicitado uno por uno por todos. El club también respira al ver que su mayor apuesta deportiva y económica empieza a justificar el fichaje. Todavía le falta integrarse un poco más en los sistemas y aportar más en defensa, uno de los puntos fuerte del MMT Seguros. Pero de momento ya aporta lo que se esperaba: goles.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: