Actualizado 05:28 CET Versión escritorio
Zamora

El Real Madrid se atraganta con el campéon de la Euroliga

EUROLIGA

Los blancos se quedan así 14-10 en la tabla, con la clasificación a 'playoffs' encarrilada pero en una lucha muy igualada por el factor cancha.

Publicado el 02.03.2018

El Real Madrid sucumbió (83-86) este 2 de marzo ante Fenerbahce en la jornada 24 de la Euroliga celebrada en el WiZink Center, un choque de titanes que inclinó a su favor el vigente campeón desde la irrupción en la segunda parte de un Kostas Sloukas decisivo.

 

Los de Pablo Laso comenzaron mal y se encomendaron a la épica tras perder el control. En la batalla encontró momentos de tregua y de superioridad, en especial en un gran segundo cuarto. Sin embargo, la artillería de Zeljko Obradovic, Sloukas (20 puntos), Datome (17), Nunnally (16), y su gran defensa cobraron revancha turca por la derrota en Estambul.

 

El Madrid se encomendó a un Facu Campazzo que sigue liderando a los blancos a la espera de recuperar al mejor Luka Doncic. El esloveno amenazó con despertar en ese segundo parcial, pero terminó viendo desde el banquillo como Sloukas disparaba una renta de seis puntos a un minuto del final (78-84). Tiempo para que el Madrid rozara una remontada épica.

 

Los blancos se quedan así 14-10 en la tabla, con la clasificación a 'playoffs' encarrilada pero en una lucha muy igualada por el factor cancha. Ganó Zalgiris que se queda cuarto, mientras que Khimki y Panathinaikos cayeron para seguir empatados con los blancos. El Fenerbahce se escapa con CSKA y Olympiacos tras asaltar el Palacio.

 

El cuadro blanco supo dar la vuelta a un pobre arranque, para llegar al descanso manejando las riendas de una lucha de gigantes (45-40). El Madrid convirtió un 2-12 de inicio en un 20-20 para cerrar el primer cuarto, mientras a Obradovic se le acumulaban las broncas.

 

La mejor defensa de Europa se pasó de frenada, lastrada con la acumulación de faltas de Vesely, y mandó sin cesar a los de Laso a la línea de personal. Desde ahí nació el Madrid, un cuenta gotas a la que sumó una mejor defensa y seis puntos finales de Rudy para confirmar la igualdad en el marcador. Aún esperando a Doncic.

 

Tras hacer ocho puntos Nunnally desapareció y Sloukas fue una imitación de su habitual aporte al equipo turco. El Fenerbahce sobrevivió con los triples de Datome, mientras el Madrid seguía creciendo en el partido protegiendo bien su pintura y con 9 puntos de Doncic.

 

SLOUKAS DECIDE EN OTRO DÍA MORTAL DEL DONCIC

 

El joven esloveno se sacudió las dudas sobre su rendimiento actual, pero el que apareció de verdad fue Sloukas. El Fenerbahce volvió a la carga con los triples de Nunnally pero el Madrid siguió dominando el juego en zona. Randolph y Ayón disfrutaron como hacía tiempo, tras largas lesiones, complicando la papeleta a Obradovic.

 

La respuesta del técnico serbio fue Sloukas. El base griego repartió juego y anotó 10 puntos para apagar el fuego local (65-68). El testigo en los blancos lo recogió Campazzo y no Doncic. El argentino de nuevo hizo de líder y encontró el hueco en la mejor defensa de Europa (71-75).

 

La maraña del campeón y el acierto turco llevaron la pelota al tejado del Madrid a cuatro del final (71-77). Cinco puntos seguidos de Carroll encendieron de nuevo el Palacio pero el acierto vital de Sloukas terminó en un órdago que ni la épica blanca ni la olla presión de Goya logró igualar.

COMENTARComentarios