El recorrido imparable de la lava del volcán Cumbre Vieja, vía satélite: todo lo que ha destruido
Cyl dots mini

El recorrido imparable de la lava del volcán Cumbre Vieja, vía satélite: todo lo que ha destruido

Un mapa del programa Copernicus permite seguir el trazado de la lava y los daños que ha producido, casa por casa.

Hace más de una semana que el volcán en Cumbre Vieja entró en erupción y desde entonces ha causado una gran destrucción en la isla de La Palma, que asiste impotente a las consecuencias del fenómeno. Todo comenzó el 19 de septiembre en la zona de Cabeza de Vaca, dentro del municipio de El Paso y se espera que la situación se prolongue durante semanas en las que la lava seguirá destruyendo todo lo que encuente a su paso, como ha hecho ya con cerca de 500 casas.

 

La erupción volcánica continúa mostrando el mecanismo estromboliano que ha venido registrando hasta ahora pero con un carácter más efusivo respecto a los días anteriores, sobre todo en el centro de emisión del flanco norte, y la nube de ceniza podría afectar al tráfico aéreo entre La Palma, Tenerife y La Gomera. Este lunes comenzó una nueva colada desde el flanco Norte con una tasa de emisión más elevada. Discurre sobre coladas anteriores, por lo que avanza más rápido y ha alcanzado el centro de Todoque, estando a una distancia aproximada de la costa de unos 2 kilómetros. Además, el volumen estimado del cono generado hasta ahora es de 10 millones de metros cúbicos (m3) de lava

 

Este mapa de EP, elaborado con el programa Copernicus de la Unión Europea, muestra el trazado que ha seguido la lava desde la erupción del pasado domingo. Cada punto rojo es un edificio destruido o dañado según la clasificación de esta fuente. 

 

 

 

Las mayores erupciones

Las cifras recogidas por Instituto Geográfico Nacional revelan que la erupción volcánica más antigua registrada en Canarias fue entre 1430 y 1440 en la zona de Tacande (Las Palmas), cuando también sucedía la conquista del archipiélago, primero por nobles castellanos y después por los Reyes Católicos.

 

 

La segunda fue en 1585 en Tehuya, reinando Felipe II, y la siguiente en 1646 durante el reinado de Felipe IV. El siguiente fue en El Charco en 1712, cuando España se encontraba todavía inmersa en la Guerra de Sucesión. Las últimas se registraron ya entrado el siglo XX: la erupción de San Juan y Nambroque (1949) y después la del Teneguía (1971). La erupción actual pasa a ser así la octava registrada en el archipiélago documentalmente. La que tuvo mayor duración fue la sucedida en Timanfaya (Lanzarote), que duró hasta 2.055 días.