El tirador que planeó matar a Pedro Sánchez por la exhumación de Franco se enfrenta a 18 años de cárcel

Pedro Sánchez (Foto: E. P.)

En su domicilio tenía un arsenal con 16 armas cortas, seis largas y fusiles.  

La Fiscalía pide 18 años y 6 meses de prisión para un ultra, que era vigilante de seguridad, tirador experto y con licencia de armas, y que presuntamente planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por la decisión de exhumar al dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

 

En el escrito de acusación, el Ministerio Fiscal le considera culpable de un delito de homicidio en grado de proposición además de delitos de depósito de armas y municiones de guerra, de tenencia de armas prohibidas, de depósito de municiones no autorizadas y de tenencia de explosivos, con el agravante de discriminación ideológica.

 

El hombre hizo comentarios en un grupo de WhatsApp contrarios a la decisión de exhumar a Franco, y sobre Sánchez dijo que le "gustaría tenerlo en el punto de mira", y en su domicilio tenía un arsenal de 16 armas cortas y seis largas, con rifles de precisión y un subfusil de asalto.

 

La detención se produjo en noviembre de 2018 cuando se detuvo a un vecino de 63 años vecino de Terrassa (Barcelona) cuando planeaba atentar contra el presidente como venganza por la orden de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos.

 

 

El detenido, que no tenía antecedentes policiales, era el mejor tirador de un club de tiro olímpico, y supuestamente tenía conocimientos para modificar e incluso construir armamento.

 

Fue denunciado por una usuaria de un chat privado de Whatsapp en el que participaba Manuel M.S. al ver que solicitaba apoyo logístico para cometer el atentado, para obtener la agenda de actos del presidente y su localización concreta.