El tirón del AVE multiplica por tres los usuarios del tren en Zamora por encima de los 200.000 al año

Un tren Alvia rodando sobre el viaducto Martín Gil.

Zamora es una de las provincias donde más ha aumentado el tráfico de viajeros gracias al impulso de la alta velocidad. Se superan los 200.000 usuarios/año por primera vez.

El número de viajeros que utilizaron el transporte ferroviario en su versión convencional y de media distancia aumentó un 2,51 por ciento, según los datos que ha facilitado Renfe Operadora a través del Portal de Transparencia a Porcentual. En el caso de Zamora, el número de usuarios del servicio ferroviario experimenta uno de los mayores aumentos con un 8,23% más en 2018 que en 2017, gracias al tirón que está teniendo el AVE en la conexión con Madrid.

 

Según los datos de Renfe, el número de viajeros de servicios convencionales y media distancia y supera por primera vez los 200.000 viajeros anuales, exactamente, 203.900 durante 2018. De este modo, se recupera de un ligero bajón ya que, según la operadora, en 2017 usaron el tren 188.400 personas en Zamora, menos que los 191.200 de 2016.

 

Zamora ha multiplicado su tráfico ferroviario con tres veces más usuarios desde que existen los servicios de la alta velocidad. En 2015, el número de viajeros eran de 69.100, un 70% con Madrid y el resto dirección Galicia. Ya en 2015 se notó un fuerte incremento de los viajeros del Zamora-Madrid con la entrada en servicio de los primeros trenes rápidos. Y tres años completos después, el número de usuarios ya superan los 200.000 al año.

 

Este aumento global de viajeros ha sido más o menos similar en la mayor parte de las provincias españolas, tal y como se puede ver en el mapa, pero ha habido algunos casos significativos en los que la falta de inversión o el retraso en las mismas ha llevado a lastrar el número de viajeros que han utilizado el ferrocarril. Es muy claro el caso de Granada donde en el último año ha caído en algo más de un 10 por ciento el número de viajeros. Desde hace varios años no hay un enlace directo entre Madrid y Granada y los viajeros se ven obligados a hacer el trayecto entre Antequera y Málaga en autobús.

 

En los últimos meses se ha implementado un enlace en Talgo entre ambas capitales, pero resulta insuficiente. El enlace con Sevilla es también bastante pobre, de hecho el trayecto se cubre en 3 horas y 45 minutos de media, cuando en vehículo privado el viaje puede suponer 2 horas y media.

 

Estos problemas también afectan a Almería donde además se suman los problemas endémicos de falta de inversión y una situación geográfica que no ayuda: "no hace falta pasar por Almería para ir a ningún sitio", suelen comentar.

 

Pero si hay una situación que ha tenido gran repercusión en los últimos meses ha sido la de Extremadura. Los constantes incidentes con trenes que no cumplían las condiciones mínimas y las imágenes de viajeros cambiando de medio de transporte en mitad del campo han colmado la paciencia de una comunidad que en los dos últimos años ha perdido más de un 6 por ciento de sus viajeros de ferrocarril. En los dos últimos años, donde más ha caído el tráfico ha sido en Gipuzkoa, Almería y las dos provincias extremeñas.

 

La llegada del AVE a determinadas provincias ha hecho que aumente de forma considerable el número de viajeros que utilizan el ferrocarril. Este es el caso de Castellón, donde llegó el AVE en enero de 2018 y que ha visto aumentar el número de viajeros en algo más de un 10 por ciento, la provincia donde más ha aumentado en 2018. Zamora o Huesca son otras provincias donde ha aumentado de forma importante el tráfico de viajeros. Si tomamos los datos de los dos últimos años, Castellón, Huesca, Toledo, Pontevedra, Ourense y Segovia son las provincias donde más ha subido el número de viajeros.