El turismo zamorano vuelve a perder visitantes y pernoctaciones en mayo

Las Aceñas de Olivares, uno de los atractivos turísticos de Zamora.

El número de pernoctaciones y viajeros en los establecimientos hoteleros baja en mayo tras los buenos resultados que la Semana Santa dejó en marzo y abril.

Los datos del turismo zamorano volvieron a apuntar a la baja el pasado mes de mayo, un retroceso que hace imprescindible que la temporada de verano sea positiva para salvar la situación del sector. El impulso de la Semana Santa en marzo y, especialmente, en abril devolvió a los alojamientos de Zamora a datos positivos, pero de nuevo ha vuelto a perder visitantes.

 

Según los datos de la encuesta de coyuntura hotelera dados a conocer hoy por el INE, el número de viajeros y de pernoctaciones en los establecimientos hoteleros de Zamora cayó el pasado mes de mayo. Así, según los datos oficiales, en mayo se registraron 18.027 viajeros y 29.226 pernoctaciones, por los 19.899 y 31.050, respectivamente, del pasado año 2013. Estos datos rompen con la tendencia positiva que el turismo de la provincia traía de marzo y abril gracias al impulso de la Semana Santa; de hecho, la provincia recibe menos visitantes que en abril, cuando la tendencia regional es al aumento de viajeros. Madrid, Castilla y León y Galicia siguen siendo las principales procedencias de los turistas que visitan Zamora.

 

Estos dos meses lograron superar las cifras de 2013 y, en el caso de abril, mes en el que cayeron los días centrales de la Pasión, marcó sus mejores datos en años. Este resultado logró paliar la preocupante situación del sector turístico, alojamientos y hostelería, que venía de una comienzo de año muy flojo con datos peores que los de 2013 en enero y febrero.

 

Los hoteles de Castilla y León computaron en el mes de mayo de 2014 un total de 633.809 pernoctaciones, un 4,87 por ciento más que en abril, con una estancia media de 1,61 días frente a los 3,15 de la media nacional, de las que 468.809 correspondieron a viajeros españoles y las 165.386 restantes fueron de viajeros extranjeros. Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en mayo de 2014, Castilla y León recibió en el citado mes 393.382 viajeros, un 7,6 por ciento más que en abril, de los que 274.040 eran residentes en España y 119.809 extranjeros.

 

Noticias relacionadas