El verano se cierra con seis muertos en las carreteras zamoranas, el doble que en 2013

Uno de los accidentes del fin de semana.

La totalidad de los siniestros mortales se ha producido en carreteras secundarias, lejos de las autovías, y el balance de julio y agosto se suma al mal año en cuanto a víctimas: trece muertos en accidentes de tráfico y un atropello mortal en la capital.

Entre el 1 de julio y el 31 de agosto de este año se produjeron en Zamora seis accidentes graves, que tuvieron como consecuencia otros seis fallecidos. El último se produjo hace unos días en Sejas. A ellos hay que sumar otros siete muertos en accidentes de tráfico desde el 1 de enero y un fallecido más en un atropello en la capital, con lo que la cifra final de víctimas de la carretera se eleva a 14. Solo León, con 20 víctimas mortales, lo ha sufrido con más crudeza.

 

De este modo, la mala racha en las carreteras zamoranas, que arrancó con los primeros accidentes en Toro y Fuentes de Ropel, ha continuado en el verano alejándose de las cifras de 2013. El año pasado la provincia sufrió entre julio y agosto tres accidentes graves en sus carreteras en los murieron tres personas. Este verano han sido el doble.

 

Lo peor es que la totalidad de los accidentes mortales registrados no solo este verano, sino en todo el año han sido en carreteras secundarias. Los últimos, en nacionales y secundarias en Sejas, Vega de Tera, Fornillos de Fermoselle y Castroverde de Campos.

Noticias relacionadas