El Virgen de la Concha termina 2015 con la lista de espera quirúrgica 'a cero'

Intervención quirúrgica para trasplantar un órgano (Foto: Archivo)

Los 1.878 pacientes que tenían programada una intervención quirúrgica en el complejo hospitalario de Zamora fueron operados dentro de los plazos previstos según la prioridad. Es con Palencia y Medina del Campo la única zona hospitalaria en esta situación.

La sanidad pública ha terminado 2015 en Zamora con su contador de la lista de espera 'a acero'. Así se desprende de los datos dados a conocer hoy por la Junta de Castilla y León y en los que se refleja que los 1.878 pacientes que tenían programada una intervención quirúrgica fueron operados dentro de los plazos máximos que se fija según la gravedad y la prioridad de las operaciones. Eso supone que el 100% de los pacientes vieron resuelta su situación antes de 30 días en el caso de los de máxima prioridad, antes de 90 días en el caso de los de prioridad 2 y antes de seis meses en los de menor urgencia.

 

Esto supone que el complejo asistencial de Zamora es el único de Castilla y León, junto a los de Palencia y Burgos, que tienen su lista de espera a cero en cuanto a plazos de operación. El cien por cien de los pacientes incluidos en prioridad 1 son intervenidos en plazos inferiores a los 30 días en todos los hospitales de la Comunidad, pero no es el caso en los de prioridad 2 y 3. La Consejería de Sanidad presentará próximamente el ‘Plan estratégico de reducción de las listas de espera’ para reducir al máximo las demoras, tanto quirúrgicas como de consultas externas y pruebas diagnósticas.

 

El enlace de días festivos con fines de semana durante las pasadas fiestas de Navidad ha sido una de las causas que ha provocado un ligero incremento de la lista de espera quirúrgica durante el último trimestre del año 2015 con respecto al mismo periodo del año anterior, que, sin embargo, desciende en más de un millar de pacientes desde los últimos datos publicados, fechados a 30 de septiembre del mismo año.

 

Así, a 31 de diciembre de 2015 se encontraban esperando una intervención quirúrgica en alguno de los hospitales públicos de Castilla y León un total de 29.233 personas, 525 más que el mismo día del año anterior; el pasado mes de septiembre, 30.537 pacientes estaban pendientes de una operación. La demora media al cerrar el año era de 80 días, uno más que en el mismo periodo de 2014 y uno menos que en el trimestre anterior.

 

Por prioridades clínicas, la lista se distribuye en 665 pacientes pendientes de una intervención clasificados como prioridad 1, es decir, aquellos cuyo tratamiento quirúrgico, siendo programable, no admite una demora superior a 30 días –el 100 % de los pacientes incluidos en esta prioridad espera menos de esos 30 días para su intervención-; 2.738 pacientes establecidos en prioridad 2, o sea, aquellos cuya situación clínica admite una demora relativa, pero para los que se recomienda una intervención en un plazo inferior a 90 días –el 77,9 % de los mismos espera menos-; y un total de 22.680 personas cuyas intervenciones se clasifican como prioridad 3, el 90,7 % de los cuales espera un plazo inferior a los 180 días.

 

Destaca, además, que en el último año se ha reducido en un 31,7 % el número de pacientes que lleva esperando más de 365 días para su operación, cuya cifra actual es de 101 distribuidos en tres hospitales de Castilla y León. Por tanto, en 11 hospitales no hay ningún paciente que espere más de un año para su intervención quirúrgica.

 

Puede observarse que la lista de espera quirúrgica se mantiene estable, con unas cifras similares en los últimos años; sin embargo, la Consejería de Sanidad sigue trabajando para reducir estas demoras, y para ello se están ultimando los detalles del ‘Plan estratégico de reducción y control de las listas de espera’, que será público en las próximas semanas.