El Zamora cae a la novena plaza, pero recupera jugadores tras el fin de semana en blanco

El equipo celebra un gol de Rubén Sánchez.

El conjunto rojiblanco pierde posiciones tras haber parado este fin de semana, pero está a solo cinco puntos de la última plaza para luchar por el ascenso. Además, ha logrado recuperar a Dalmau y Esparza y ha ganado una semana de descanso.

El Zamora CF espera este domingo al Burgos CF desde la novena plaza, pero a cuatro puntos de los puestos de ascenso y con la plantilla más descansada. La semana de parón por el calendario iba a deparar casi seguro la pérdida de la sexta plaza, una situación que los jugadores sabían era transitoria por cuestiones de calendario. Sin embargo, el equipo se mantiene cerca de los puestos de ascenso, ya que está noveno a solo cinco puntos del cuarto a falta de ocho partidos. 

 

Ahora mismo, el ascenso lo marca el Guijuelo, cuarto clasificado tras haber perdido este fin de semana 1-0 en campo del Burgos CF, próximo rival del Zamora CF. Los de Rubén de la Barrera tienen ahora 46 puntos y marcan el punto al que hay que llegar para luchar por el ascenso. Por su parte, el conjunto burgalés está con 44, a una victoria de los rojiblancos, con lo que un triunfo este domingo en el Ruta de la Plata daría a los de Aguirre un importante empujón.

 

Mientras eso llega, el caso es que el técnico podrá preparar esta semana el partido con todos sus efectivos. Uno de sus objetivos era recuperar a los lesionados del plantel y aprovechar para que los más cargados de minutos descansaran. De lo primero, decir que Dalmau y Esparza, lesionados semanas atrás, ya están disponibles para entrenarse esta semana desde el principio con el resto de la plantilla. Y que el descanso habrá sido beneficioso para hombres como Rubén, Jorge (que se perdió el último partido por sanción) o Santos (que terminó tocado el último partido), que acumulan muchos minutos. El único problema es que tanto Imanol como Javi Ramos vieron su quinta amarilla y, salvo recurso, son baja ante el Burgos, toda una complicación en el caso del meta, que está cuajando una excelente temporada.