El Zamora CF alivia su situación con tres puntos sufridos y dice adiós a su pésima racha de 2015

El Zamora CF vuelve a ganar después de nueve jornadas y se saca de encima la presión de la mala racha y de los rivales que se le acercaban. Gran Salva Rivas, gol y motor del equipo, clave de nuevo Carlos de la Nava y regreso de Gavilán.

ZAMORA CF - 1

UP LANGREO - 0

 

Zamora CF: Miguel, Dani Mateos, Alberto Prada, Salva Rivas, Carrillo (m. 54, Aarón), Garretas, Arkaitz, Fran Ochoa, Sergi Mut (m. 78, Manu Gavilán), Carlos de la Nava, Coque.

 

UP Langreo: Adrián Torre, Dani Hevia, Robi, Borja Granda, Borja Fernández, Mendi, Kike Fanjul (m. 45, Nacho Calvillo), Nacho Méndez, Ortíz, Robert (m. 76, Guille Méndez), Pablo Acebal (m. 45, Annunziata).

 

Goles. 1-0, m. 65: tras una larga jugada, Carlos de la Nava la aguanta en la frontal y la retrasa para Salva Rivas, que lanza un gran zapatazo que se cuela raso junto al poste derecho de la meta rival.

 

Árbitro: Sergio Usón, asistido por Barreiros y Ramó (Col. Aragonés). Amonestó al local Salva Rivas (m. 26), Garretas (m. 62), Miguel (m. 77), Aarón (m. 87).

 

Incidencias: partido de la 27ª jornada de Segunda División B en el Grupo I disputado en el estadio municipal Ruta de la Plata de Zamora; unos 1.300 espectadores. El local Carrillo se retiró lesionado en su hombro derecho.

El Zamora CF saltaba al campo con la obligación de parar la negativa racha que acumula este 2015, en el que solo suma dos de los últimos 24 puntos y que le ha llevado a los puestos de promoción por evitar el descenso. Una lucha que estaba vigente esta semana con la aproximación del Sporting B, último equipo en zona de descenso directo, tras ganar al Logroñés.

 

El peso del partido se notó en los primeros minutos, claramente de tanteo, aunque el Langreo no fue un equipo que viniera a cerrarse. El Zamora tuvo que esperar bastantes minutos antes de disponer de sus primeras ocasiones con el protagonismo de Arkaitz. Primero, con un remate de cabeza que salió alto; y después en una jugada con Carlos de la Nava, que le cedió un balón en el área, el lateral recortó para quedarse solo y remato desviado con la izquierda. Aunque probablemente la mejor fue la que tuvo Sergi Mut ante el portero, que remató mal.

 

A diez minutos del final una nueva arrancada iba a poner el '¡huy!' en la grada. Una internada de Coque por la banda izquierda le lleva al área tras driblar a dos rivales, la deja atrás para la llegada de Salva Rivas que solo en la frontal del área la pega mal y sale desviada. Esta acción despertó al público y envalentonó al equipo, que tuvo otra ocasión con un balón que despeja la defensa rival y que Arkaitz remata cerca del medio campo y sale por encima del larguero en lo que pudo ser el golazo del día. El Zamora CF terminó la primera parte en el área del Langreo con varios corners que no logró concretar, lo que decretó el 0-0 al descanso.

 

Tras la reanudación el dominio del Zamora CF fue más claro: el equipo local tenía claro que no podía seguir una semana más sin el sabor de la victoria. Primero una cabalgada de Arkaitz por la banda derecha acabó con un centro raso al área que Mut no alcanzó. Y después el propio Arkaitz la tuvo al recoger un pase en el interior del área de Carlos de la Nava: se revolvió y, solo ante el portero, estrelló el balón contra el cuerpo del meta rival.

 

El Zamora CF no paró en su empeño con fuerzas renovadas tras la entrada de Aarón por el lesionado Carrillo, lo que dejó la banda izquierdo para el canterano y Coque. Una nueva ocasión llegó primero a centro de Dani Mateos que Arkaitz no alcanzó para remantar bien. El Zamora se lanzó con un ataque total y embotelló a un flojo Langreo. Fruto del dominio vino una larga jugada con casi todo el equipo en campo rival. De la Nava la aguanta en la frontal, busca disparo pero no lo encuentra, y cede atrás a Salva Rivas que lanza un gran derechazo que se cuela junto al poste. 1-0 y muchos fantasmas que se desvanecían.

 

Pero no estaba todo hecho. El Langreo hizo sus mejores minutos, al menos, logró lo que no había conseguido antes, que fue acercarse al área del Zamora CF. Eso puso a prueba los nervios y el temple de un equipo que necesitaba los puntos como el comer. Hubo tiempo también para el regreso de Manu Gavilán, pero no evitó el agobio. El Langreo hizo sufrir a los rojiblancos que utilizaron a su recién recuperado 'pichichi' para sacarse la presión de encima. Tuvo una pelota larga que cruzó en exceso. Y aunque acabó pidiendo la hora, el Zamora CF se apunta una victoria y tres puntos que son oro para su moral y su clasificación.