El Zamora CF busca el apoyo de la afición para la travesía de Tercera

Última asamblea del Zamora CF el pasado mes de diciembre.

El club confía en una buena campaña de captación de abonados para apoyar al equipo y lograr el ascenso: congela los precios de los carnés para la próxima temporada. La directiva, cara a cara con los socios tras perder la categoría.

El Zamora CF ha celebrado su asamblea de socios, la primera tras el descenso del equipo y en la que la directiva espera un papel protagonista de los aficionados en asistencia y, especialmente, en apoyo al club en estos momentos difíciles. Una de las claves de la asamblea ha sido precisamente la campaña de captación de abonados para la próxima temporada, vital para que el equipo se sienta arropado y consiga su objetivo de lograr el ascenso a la primera.

 

El club ha decidido mantener congelados los precios de los abonos para la próxima temporada, aunque algunas voces pidieron su rebaja por el descenso. 210, 141 y 85 euros para los hombres adultos en tribuna, preferencia y fondo, respectivamente; 191, 128 y 80 euros para mayores de 65 años; 157, 101 y 62 euros las mujeres; 157, 101 y 62 euros los jóvenes (19 a 30 años) y 44, 24 o 17 euros los niños hasta 12 años. Además, se establece un 2x1: el socio que traiga un nuevo abonado tendrá gratis el carnet.

 

El año pasado se volcó con esta campaña, en la que se regaló la nueva camiseta de Puma del Zamora CF, para conseguir 2.000 abonados. Sin embargo, tuvo que adelantar la campaña de media temporada para conseguir más ingresos ya que apenas pasó de los 1.600 abonos. Para la temporada en Tercera el club espera llegar a los mil abonados.

 

La cita sirvió también para exponer la situación de las cuentas del club, uno de los aspectos más preocupantes. El Zamora CF no lo tiene fácil para enjugar la importante deuda que arrastra con los ingresos de que dispone ahora, por más que en Tercera no vayan a variar mucho, siempre y cuando la campaña de abonados sea más positiva que la de la pasada temporada. El presupuesto anunciado para la próxima temporada es de 400.000 euros, menos de la mitad de los 850.000 de la última temporada, que se cubrirán, mitad y mitad, con los ingresos de socios y taquillas y con subvenciones y patrocinadores.

 

En cuanto a la ejecución presupuestaria, el club ha visto incrementada su deuda aunque ha logrado pagar parte de la acumulada. A día 16 de junio es de 308.000 euros tras acumula casi 190.000 en la última campaña. El motivo ha estado en el desfase entre los ingresos previstos por la venta de camisetas y por la tienda, física y online, y lo que realmente se ha ingresado. Así, el club gató 67.000 euros en aprovisionar la tienda del club y las ventas han sido de 11.696; se invirtierion 52.150 en equipaciones deportivas que solo han reportado 9.120 euros. En su día, el importante gasto en estos capítulos generó polémica entre los socios, y la directiva explicó que se trataba de una aprovisionamiento para varios años. Por otra parte, la directiva ha reconocido también un déficit de 36.000 euros correspondientes a la cantera solo de esta temporada.

 

La directiva, que ya anunció al final de la temporada, el mismo día del descenso, su disposición a seguir adelante con el club, también tiene que plantear las relaciones con las instituciones. Este es un punto delicado ya que el club requirió durante la pasada temporada más ayuda de Diputación y Ayuntamiento, y en ambos casos obtuvo la negativa por respuesta, salvo para proyectos de deporte base. También se ha quejado de la cuantía de las subvenciones que recibe el club, a pesar de que cuenta con que las que perciba de Junta, Diputación y Ayuntamiento le sirvan para cuadrar parte del presupuesto.

 

Además, la directiva planteó al Ayuntamiento de Zamora que se hiciera cargo de los 100.000 euros anuales que tiene de coste el estadio Ruta de la Plata para el club, una cuantía que considera vital para cuadrar sus cuentas, y algo a lo que se ha negado el consistorio. Habrá que ver cuál es la postura del nuevo equipo de Gobierno.