El Zamora CF da un paso atrás en profesionalidad y olvida el objetivo del ascenso

Losad, en su presentación.

El nuevo técnico confiesa que no podrá exigir total dedicación a la plantilla porque tendrá que compaginar con otras actividades ante la bajada de fichas. Y que el objetivo no puede ser el ascenso como sí lo era la pasada temporada.

VUELTA AL TRABAJO EN AGOSTO

 

Miguel Losada ya tiene fecha para empezar los entrenamientos, que será el día 18 de agosto. Para entonces habrá que tener confeccionada la plantilla en la mayor medida posible. Y ha confirmado que habrá jugadores a prueba.

El Zamora CF, con Miguel Losada y su nuevo director deportivo al frente, han empezado a trabajar ya en una nueva plantilla que tendrá que ser mucho menos costosa que la de la pasada temporada. Un ejemplo es el de Coque, que tiene un año más de contrato, pero con cláusula de rebaja si no se subía. El club ya le ha hecho una oferta para rebajar sus emolumentos y está esperando

 

"El Zamora CF tal y como lo entendemos a nivel profesional terminó el último partido. Hoy empieza un club nuevo, con trabajo, pero con otro tipo de sesiones. No podemos pedir total dedicación porque los jugadores tienen que vivir y tendrán que compaginar con otras cosas. El Zamora va a tener numerosos entrenamientos, pero el equipo no va a ser el equipo profesional que había", ha dicho Losada.

 

El entrenador asegura que "el objetivo no puede ser el mismo", al preguntarle por el ascenso, "ojalá estemos entre los cuatro primeros a final de temporada". "Seremos lo más ambiciosos posibles pero dentro de la realidad del club que hay que comentarle a los aficionados", ha dicho.

 

Ese paso atrás en profesionalidad se extiende a los equipos de la base y filiales y al resto de estructura del club, ya que va a ser imposible pagar por el desempeño y hay que buscar maneras de gratificar. Lo que más complica es que no hay posibilidad de pagar, problema que se están encontrando para confeccionar la plantilla, para la que se puede ofrecer el potencial y el nombre del equipo, pero no dinero. "Hay unas diferencias brutales entre lo que se pide y lo que se puede ofrecer", ha dicho el director técnico que ha confesado que no hay posibilida de pagar.

 

Además, el club trabaja para resolver las denuncias por impagos. "Las negociaciones van por buen camino y esperamos que el lunes quede todo solucionado y se puedan retirar las denuncias", ha dicho el presidente, que ha confirmado que se han ofrecido pagarés a jugadores para saldar deuda.

 

El presidente también espera poder hacer una asamblea para explicar la situación económica del club y da prioridad absoluta al pago de la deuda histórica. También asume que habrá que rebajar los precios de los abonos tras el esfuerzo que han hecho los aficionados esta temporada con precios similares a Segunda B.

Noticias relacionadas