El Zamora CF se gusta como líder y golea al Mirandés B

El Zamora CF estrena su condición de líder con un gran partido que le reconcilia definitivamente con su afición: primeras ovaciones de la temporada. Enorme Rubén Moreno y muy sólido el equipo de Balta en todas las líneas.

ZAMORA CF - 3

 

MIRANDÉS B- 0

 

 

Zamora CF: Miguel, Álvaro, Coque, Edu Ruiz, Josema, Aarón, Manu Moreira, Nacho Huertas (m. 79, Carlos Valverde), Rubén Moreno, Vilchez (m. 88, Peli), David Álvarez (m. 72, Nata).

 

Mirandés B: Sergio, Asier (m. 74, Jon), Carri, Andrés, Dani, Unai, Mikel, Raúl, Álvaro (m. 53, Blas), Javi, Eric.

 

Goles. 1-0, m. 4: Rubén Moreno. 2-0, m. 25: Edu Ruiz. 3-0, m. 44: Rubén Moreno.

 

Árbitro: dirigió el encuentro Marcos Sánchez Polo, auxiliado en las bandas por Del Rey y Vicente (Col. Salamanca). Amonestaron al local Nacho Huertas (m. 76), al visitante Carri (m. 71).

 

Incidencias: partido de las 12ª jornada de Liga en el Grupo VIII de la Tercera División disputado en el estadio Ruta de la Plata de Zamora. Terreno de juego en buenas condiciones, aunque algo blando.

El Zamora CF se ha impuesto con claridad al Mirandés B, rival al que dominó en todo momento y al que dio una lección de juego, especialmente en una primera parte casi perfecta en la que todo salió como debe. El 3-0 le permite al Zamora afianzar su juego y mantener su buena trayectoria, aunque ha perdido el liderato: tiene los mismos puntos que la Segoviana, que toma el primer puesto por diferencia de goles tras meterle siete al Santa Marta.

 

Muy pronto se le puso de cara el partido al Zamora CF, que salió al campo dispuesto no solo a estrenar su condición de líder de Tercera, sino a ejercer como tal. Su dominio fue completo desde el pitido inicial y en el minuto 4 ya ganaba por 1-0 con un gran gol de Rubén Moreno que no quiso esperar mucho para destaparse como el más destacado del encuentro. De hecho, el jugaro con más talento de la plantilla y su alianza con Manu Moreira y David Álvarez fue una auténtica pesadilla para el equipo rival.

 

El Zamora se mostró muy sólido en todas las líneas durante todo el partido, sacando a relucir el nivel que se esperaba del conjunto desde el principio de temporada y que, tras un rodaje con algunas incidencias, parece haber alcanzado ya. De hecho, el liderato alcanzado la semana pasada parece sentarle muy bien y ha quedado confirmado con un partido muy completo, sin fisuras en casi ningún aspecto del juego. Una buena marcha deportiva solo empañada por el inquietante panorama social por los problemas de pagos.

 

Los jugadores, como se ha dicho, supieron dejar eso fuera del campo y se soltaron uno de los mejores partidos de la temporada. Además, lo adornaron con goles, una de las asignaturas pendientes de este equipo. Buena parte de culpa la tuvo Rubén Moreno, una pesadilla para los mirandeses. Sus caídas a banda y su movilidad en la media punta fueron el motor del juego de ataque rojiblanco, y estuvo bien acompañado por el siempre trabajador Manu Moreira y David Álvarez, autor del 2-0 en el minuto 25. De ahí al final de la primera parte, el Zamora CF firmó sus mejores minutos con las llegadas de Coque y Álvaro por banda y el tercero, también de Rubén Moreno.

 

 

 

 

La segunda parte mantuvo el dominio por parte de los rojiblancos, con un Aarón progresivamente más activo y la misma peligrosidad por parte de Rubén Moreno y David Álvarez. Ambos dispusieron de sus ocasiones para aumentar la cuenta, como también Nata que tuvo la suya en boca de gol. El control siguió siendo férreo y el nivel de juego no decayó en ningún momento, el equipo se gustó como líder, pero el marcador no se movió más. Rubén Moreno, como no podía ser de otra forma, tuvo la última en un tiro colocado que paró el meta rival en el 89. Y un paradón del meta rival impidió que Manu Moreira lograra, en el descuento, premio en forma de gol a su buen partido.

Noticias relacionadas