El Zamora CF se plantea dejar el Ruta de la Plata si el Ayuntamiento no asume sus 100.000 euros de gastos

Estadio Ruta de la Plata.

La directiva plantea como única alternativa para asegurar la supervivencia del club que el Ayuntamiento de Zamora se haga cargo de los 100.000 euros que asume el club por el mantenimiento del campo. Críticas del presidente a la subvención municipal por escasa.

La directiva del Zamora CF ha puesto hoy sobre la mesa la posibilidad de abandonar el Ruta de la Plata si el Ayuntamiento de Zamora no asume los 100.000 euros que actualmente abona el club por el coste de las labores de mantenimiento del estadio municipal. Un coste que es un tercio del total, según el propio club, pero que no puede abordar sin desequilibrar sus delicadas cuentas. Conseguir que el Consistorio se haga cargo de esa cantidad y, por ende, de la totalidad de los gastos de mantenimiento de la instalación es una de las dos vías que ha planteado la junta directiva del club para conseguir la viabilidad económica, además de avalar la deuda entre todos los socios para abonarla por la vía de un crédito.

 

La propuesta, con la que el club asegura cambiaría su situación económica, se ha planteado casi como un ultimátum. "Que nos diga el Ayuntamiento donde tenemos que jugar", ha dicho el presidente, que ha añadido "si quiere que desaparezcamos, despareceremos".

 

La asamblea de socios, celebrada esta mañana en el auditorio del Colegio Universitario, era el momento en el que el club iba a dar a conocer las medidas que plantea para superar la difícil situación económica del Zamora CF. Tras repasar las cuentas del pasado ejercicio y el presupuesto para el presente, el presidente del club, Segismundo Ferrero, puso sobre la mesa en su discurso el gran problema del Zamora CF. Según el presidente, el club no puede asumir el coste del mantenimiento del Ruta de la Plata, que le cuesta al club unos 100.000 euros cada año; se trata del coste de material y personal para mantener el estadio y los dos campos anexos, de titularidad municipal. Esto incluye limpieza y preparación para los partidos. 

 

Según Ferrero, la viabilidad y el futuro del club "pasa por darle salida a esos gastos que nos aprietan", entre los que señaló directamente a esta partida.  Acto seguido, aseguró que ya se está negociando con el Ayuntamiento de Zamora para que aumente su subvención o para que se haga cargo del coste de mantenimiento del estadio. Estas conversaciones vienen de semanas atrás, cuando se supo que la directiva había ido a pedir al Ayuntamiento que adelantara la subvención concedida; también se ha criticado que el abono de la misma se hace con retraso.

 

Según Ferrero, la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, ya le ha comunicado en conversaciones que el consistorio paga otros 200.000 euros, con lo que estaría asumiento dos terceras partes del mantenimiento de un campo que solo usa el Zamora CF. "Hágase cargo usted del estadio porque el Zamora CF", ha dicho Ferrero para verbalizar su propuesta ante el Ayuntamiento. "Lo más sencillo es que el Ayuntamiento se hiciera cargo de las instalaciones y de los trabajadores", ha añadido. El club pone la decisión en manos del Ayuntamiento, al que pide le diga dónde tiene que jugar.

 

Según Ferrero, el Zamora CF es "el único club que está asumiendo el coste de unas instalaciones municipales", una crítica no disimulada al Ayuntamiento, que ha reducido las ayudas a clubes, con lo que el Zamora CF ha recibido 20.000 euros este año y no 25.000 como el año pasado. "El Zamora no puede mantener instalaciones municipales ni recibir 20.000 euros como otros clubes porque nuestra repercusión es mayor y llega a otros ámbitos", ha dicho, sin querer criticar a otros clubes "porque tienen un gran mérito por estar en Primera". Una referencia indirecta al CD Zamarat y al Balonmano Zamora, equipos de máxima categoría que juegan en el pabellón Ángel Nieto, una instalación que les cede el Ayuntamiento de Zamora.

 

 

AVALAR PARA PAGAR LA DEUDA

 

La otra alternativa que ha planteado la directiva para pagar la deuda histórica que arrastra el club y que compromete su viabilidad es avalar entre todos los socios y firmar un crédito que permita abonar la cantidad pendiente, unos 180.000 euros, entre los socios. La medida requeriría de un aval de 200 euros por socio, según ha calculado Segismundo Ferrero, y permitiría contratar un crédito a cinco años.

 

Además, y a petición de la directiva, algunos socios han propuesto abrir el club a simpatizantes, como hacen otros clubes de Zamora, para que pudieran aportar ingresos al margen de los abonos.