El Zamora CF sigue 'de dulce' y solo le falta estabilidad económica

Rubén Moreno celebra el 1-0.

La victoria en Soria ante el Numancia B (3-5) y el tropiezo de la Gimnástica Segoviana entregan al Zamora CF el liderato. El equipo rojiblanco atraviesa por un momento dulce de juego y goles  al que solo le falla la delicada situación económica del club.

El Zamora CF ha vuelto a tomar el liderato del Grupo VIII de la Tercera División y confirma el gran momento que vive el primer equipo. La victoria este sábado en campo del Numancia B por 3-5, con remontada incluida, confirma que los de Balta atraviesan por una gran racha de juego, goles y resultados a la que solo le falta ese empujón definitivo a las cuentas del club, en situación delicada, y que no tienen tan fácil solución como los males de la primera parte de la Liga.

 

Invictos desde la cuarta jornada, los rojiblancos dejaron allí sus dudas y suman seis victorias consecutivas, las últimas, muy convincentes. Hace quince días en el Ruta de la Plata hicieron una primera parte casi para enmarcar y se llevaron una ovación como hacía mucho tiempo que no se veía en el estadio zamorano. Y este sábado en Soria firmaron una gran remontada para sumar otros tres puntos. El domingo el tropiezo de la Gimnástica Segoviana en campo del Atlético Tordesillas le otorgan tres puntos de ventaja en el liderato y un colchón de seis con el último puesto de play off.

 

En lo deportivo, la marcha no puede ser mejor porque además de resultados y puntos hay buenas sensaciones. Justo lo contrario que en el plano institucional. Esta semana pasada los jugadores cobraron septiembre, una de las dos nóminas que se les adeudaban, con el ingreso de los 27.000 euros de la subvención pendiente del Ayuntamiento de Zamora. Sin embargo, los días corren y se debe la de octubre y las que se puedan acumular. Y no hay en el horizonte más ingresos: con la campaña de socios ya amortizada, se abre un desierto de ingresos importante.

 

Este día 24 de noviembre se celebra una asamblea extraordinaria del club en la que la directiva tratará de explicar la situación y las posibles soluciones. Y en la que también se someterá a una cuestión de confianza por si una mayoría de socios quiere un relevo. De esta reunión tendrá que salir una perspectiva de lo que será la temporada en el plano económico.