El Zamora CF, un club en abocado a la desaparición según la directiva que sigue al frente

La directiva del Zamora CF, durante la asamblea. Foto: F. Oliva

La directiva del Zamora, que seguirá al frente del club, exige el apoyo de aficionados, empresas e instituciones bajo riesgo de desaparición. Debe 302.000 euros y se ofrece a firmar un crédito para sufragar los gastos hasta final de temporada.

El Zamora CF seguirá adelante con la actual directiva a pesar de que desde sus propios responsables se reconoce que "está abocado a la desaparición como lo conocemos" si no consigue el apoyo unánime de la sociedad zamorana. Algo que, hoy por hoy, es precisamente lo que le falta como ha descrito la directiva, que ha reconocido unos paupérrimos ingresos por campaña de socios, anuncios y patrocinadores y la reducción de ayudas de las instituciones, con honrosas salvedades.

 

Esta, la continuidad de la misma directiva, ha sido la conclusión de la esperada asamblea extraordinaria de socios en la que se iba a poner sobre la mesa una cuestión de confianza al actual presidente y su equipo. Hubo una petición de dimisión por parte del presidente de la delegación provincial, pero al final Ferrero y su directiva pasaron el examen y seguirán al frente del club y de problemas que, por lo que dijeron, conocen perfectamente y a los que no encuentran solución. El principal, la incapacidad para generar ingresos, algo que se va a hacer cuesta arriba esta temporada por la falta de socios, anunciantes y publicidad, y la reducción de ayudas institucionales.

 

 

HOSTILIDAD HACIA EL CLUB

 

Como ha sido habitual en los últimos tiempos, Ferrero empezó la asamblea defendiendo su gestión, pero también lamentando lo que considera es una "hostilidad" generalizada por parte de un entorno que, según él, dispensa un trato injusto a pesar de que nadie de los muchos que han pasado por el club (cinco directivas en cinco años) consiguió "el objetivo de sacar al club del pozo en el que está". Ferrero ironizó sobre la falta de candidaturas alternativas y sobre lo fácil que lo tienen ahora que el club ha descendido y está en problemas. "No tendrán que pasar por la vergüenza del descenso" ni "poner ningún aval", retó Ferrero al sector más crítico.

 

El problema es que esa hostilidad a la que hace referencia la directiva es generalizada y es, realmente, una desafección social como reconocen Ferrero y su equipo. Y por eso está en la situación que está el club, aunque insisten en que ha generado más ingresos que gastos en los últimos tres años... si no fuera por la deuda histórica, que también cuenta. Según sus cifras, recibieron el club con 456.000 euros de deuda y ahora está en 302.000 euros.

 

 

FALTA DE INGRESOS

 

Pero el problema real es la falta de ingresos. Este año la campaña de socios ha sido un fracaso, también la captación de publicidad y de patrocinios, igual que la marcha de la tienda, una apuesta personal de la directiva y que ha sido un fracaso que ha lastrado más las cuentas. De hecho, los responsables económicos aseguran que cogieron el club "en vísperas de la desaparición", y que no han sabido sacarlo del pozo porque como reconoce el presidente "este club es viable si todos arrimamos el hombro en la misma dirección, de lo contrario está abocado a su desparición como lo conocemos". Y ese es el camino que lleva cuando tiene de espaldas a afición, empresariado, anunciantes e instituciones.

 

Mientras tanto, el club tiene los mismos problemas. Como se dijo hace un año, no puede seguir manteniendo el Ruta de la Plata ni asumiendo sus costes; iniciativas como la tienda no han funcionado y no generan ingresos. Y el primer equipo está en Tercera y con problemas de pagos. Esto último se ha ofrecido la directiva a solucionarlo con un crédito para asumir los gastos hasta final de Liga.

 

Lo necesitará porque el Ayuntamiento ya ha avanzado una reducción importante de la subvención y la situación con la Diputación es la que es, ya que prestó 125.000 euros hace varias temporadas y todavía se le están devolviendo a cargo de las ayudas de cada año. Sí parece en vías de solución lo del estadio, con la firma de un nuevo convenio que debe aligerar la carga económica del club.