El Zamora CF vuelve a poner sobre la mesa dejar de jugar en el Ruta de la Plata

Trabajos en el césped del Ruta de la Plata.

El club planteará a sus socios en la asamblea del próximo 19 de septiembre la permanencia o abandono de las instalaciones del estadio municipal. Descargarse de su coste, 100.000 euros al año, aligeraría las estrecheces económicas.

El Zamora CF celebrará el próximo lunes su asamblea general ordinaria en la que la directiva informará sobre la situación económica del club y someterá a consideración de los socios de nuevo una decisión clave: seguir o no en el Ruta de la Plata. El uso del estadio, pensado en su día para que lo disfrutara el Zamora CF, se ha convertido en una de las grandes rémoras económicas del club por el coste que supone su mantenimiento y la estructura salarial de los empleados para un estadio que el 90% de los días acoge una entrada discreta.

 

No es la primera vez que el Zamora CF somete esta decisión a sus socios. A finales de 2014 la actual directiva puso por primera vez sobre la mesa el problema del coste de jugar en el estadio Ruta de la Plata y la posibilidad de renunciar a su uso. Entonces se confirmó que el club no puede asumir los 100.000 euros de coste material y personal para mantener el estadio y los dos campos anexos, de titularidad municipal. "Que nos diga el Ayuntamiento donde tenemos que jugar", llegó a decir el presidente.

 

El problema es que el ayuntamiento ya asume buena parte de los costes del Ruta de la Plata. En la última etapa de Rosa Valdeón en el consistorio se dio a conocer que el municipio ya asumía otros 200.000 euros de facturas, y que en contra de lo que defendía la directiva del Zamora CF, todos los clubes deportivos de la ciudad pagan por usar instalaciones municipales. En las últimas semanas se ha aprobado una partida para pequeñas reparaciones, pero el actual equipo de Gobierno, como el anterior, no ve con buenos ojos aumentar sin justificación la subvención al club, algo que también reclama la directiva.

 

El tema del estadio es vital para las finanzas del club, que ha ido adelgazando todo tipo de gastos, pero que no puede quitarse de encima el del estadio. Dejarlo y marcharse a jugar a otro campo municipal sería una salida, pero el club se resiste a dejar el Ruta de la Plata por el simbolismo que tendría tener que marcharse de lo que ha sido la casa del Zamora CF.