El Zamora CF ya tiene en sus vitrinas el trofeo más amargo de su historia reciente

Segismundo Ferrero recibe el trofeo de manos de Ángel María Villar.

El presidente del club ha recibido de Ángel María Villar la copa de campeones del grupo VIII de Tercera, un título que no sirvió para conseguir el ascenso.

El presidente del Zamora CF, Segismundo Ferrero, ha recibido hoy en la Federación Española de Fútbol un trofeo con un sabor muy amargo. En la asamblea de este viernes, el presidente, Ángel Villar, ha hecho entrega a los clubes campeones de grupo de la copa acreditativa, y allí estaba el primer mandatario del Zamora CF para recibirla.

 

Sin embargo, hay que recordar que este título, celebrado por todo lo alto en el club y la ciudad, finalmente no se pudo refrendar con lo que realmente quería el club, que era conseguir el objetivo deportivo del ascenso a Segunda B. Tras una desastrosa participación en la fase de play off, el Zamora CF fue eliminado primero de la ronda de campeones y, después, cayó en la primera eliminatoria de repesca quedando fuera del ascenso. Entre medias, el club despidió a Balta como entrenador del primer equipo.

 

Así que la copa que ha entregado Villar es el recuerdo de una temporada regular óptima que terminó con el título, pero también de una Liga, la 2015-2016, que pasará a la historia del Zamora CF como uno de sus mayores tropiezos deportivos, y que puede condicionar mucho el futuro institucional.