El zamorano que nunca falla en la jornada de puertas abiertas del Congreso

Algunos de los visitantes al Congreso de los Diputados durante la jornada de puertas abiertas.

Un zamorano de 64 años repite como primer visitante de las Puertas Abiertas del Congreso tras seis horas haciendo cola.

Joaquín del Barrio Gil, un zamorano de 64 años, ha logrado, tras seis horas de cola, volver a inaugurar el desfile de personas que visitan desde este viernes y durante el fin de semana el Congreso en la vigésimo tercera edición de sus tradicionales Jornadas de Puertas Abiertas.

 

La presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, se ha estrenado este año en la apertura de la conocida como Puerta de los Leones a las nueve y media de la mañana acompañada de varios miembros de la Mesa y por representantes de los principales partidos, que han ido saludando uno a uno a los primeros visitantes que se han acercado al Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

 

En el comité de bienvenida estaban además de la presidenta del Congreso, las vicepresidentas primera y tercera, Gloria Elizo y Ana Pastor, el secretario cuarto, Adolfo Suárez Illana, y los portavoces parlamentarios de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, y de Unidas Podemos, Irene Montero; el secretario general del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, y su compañera de filas y miembro de la dirección del grupo parlamentario Susana Ros.

 

Algunos de los primeros ciudadanos que han pisado el Congreso se han interesado por Montero, a la que han preguntado por sus hijos, otros han recordado con Suárez Illana a su padre y primer presidente de esta etapa democrática, y al menos dos jóvenes han retirado el saludo a Espinosa de los Monteros. "Nos sobran motivos para hacerlo", han comentado después.

 

En declaraciones a los periodistas, Batet ha reconocido que para ella era una "satisfacción" como presidenta haber podido abrir, como cada año, las puertas del Congreso a la ciudadanía, pese a que están abiertas todo el año porque, según ha recordado, los ciudadanos pueden asistir a las sesiones plenarias y visitar sus instalaciones previa cita.

 

Batet ha proclamado que la Cámara Baja es "la casa de todos los ciudadanos", que su empeño es que todo el mundo sienta la institución como propia y que sus representantes, en toda la pluralidad ideológica, intentan trabajar "lo mejor que pueden" para mejor su vida cotidiana. "Nos debemos a los ciudadanos, y es importante que se acerquen a la institución porque el Congreso también es cultura, además de democracia, de participación y de transparencia", ha concluido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: