Encontronazo en el Congreso por el proyecto eterno de convertir en autovía la carretera de Alcañices

Travesía de la N-122 en el interior de la localidad de Alcañices.

El Gobierno anuncia los proyectos para convertir la carretera de Alcañices en cuatro tramos de la A-11 y el PP reprocha que el PSOE vote en contra de su propuesta para ejecutarlos ya.

PSOE y PP han protagonizado este martes un duro enfrentamiento, con cruce de acusaciones y reproches, por uno de esos proyectos que se han convertido en eternas promesas y que Zamora nunca llega a ver cumplidos. Se trata de la conversión de la N-122, la carretera de Alcañices, en su trayecto hacia la frontera con Portugal en una autovía, la A-11, que es el ejemplo de cómo se retrasan las infraestructuras prioritarias a base de anuncios que no se cumplen y enmiendas que se rechazan, alternativamente, por los dos partidos mayoritarios.

 

En teoría habría que alegrarse porque el Gobierno ha anunciado que trabaja ya en la redacción de los proyectos de los cuatro tramos de la A-11 en la provincia de Zamora, en concreto los proyectos de los tramos Ronda Norte de Zamora – Ricobayo (17,2 km; 79,77 M€),  Ricobayo - Fonfría (20,2 km; 107,48 M€),  Fonfría - Alcañices (17,8 km; 78,12 M€) y Alcañices – Frontera portuguesa (16,6 km; 95,19 M€). En total, 260 millones de euros.

 

La iniciativa la ha defendido la diputada socialista Mar Rominguera, que no ha dado fechas para la elaboración de los proyectos y la ejecución de las obras de una conversión muy esperada. Tanto, que con el PP en el Gobierno estatal era el PSOE quien pedía desde Zamora que se hiciera, y ahora que están los socialistas en la Moncloa ese papel reivindicativo lo han asumido los parlamentarios del PP, a pesar de que durante su estancia en el poder el proyecto no haya avanzado nada. Y esa controversia es la que ha animado el enfrentamiento en el Congreso.

 

El PP quería que se aprobara una Proposición No de Ley por la que se solicitaba al Gobierno de Pedro Sánchez ejecutar de manera prioritaria el proyecto Autovía A-11, Zamora-Frontera portuguesa, dentro del Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), aquel plan presentado por el Gobierno de Rajoy y que no llegó a ejecutarse. El PSOE se ha negado, ha votado en contra y, en contrapartida, ha presentado los proyectos para diseñar los cuatro tramos.

 

El diputado del PP por la provincia de Zamora, José María Barrios, ha puesto de manifiesto que el único objetivo del PSOE, con la complicidad de la diputada socialista zamorana, es paralizar y ralentizar esta autovía con la intencionalidad política de atribuirse el mérito de su construcción cuando en la PNL solamente se pedía al Gobierno que no entorpeciera la ejecución de las obras de esta autovía siguiendo el ritmo previsto por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy. 

 

El PP zamorano, con Fernando Martínez Maíllo a la cabeza, consiguió meter en el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), diseñado por el Gobierno del PP y enmarcado dentro del Plan de Inversiones para Europa (el conocido como Plan Junker), la autovía desde Zamora a la frontera con Portugal, pero el cambio de gobierno echó por tierra la propuesta de la que, por otra parte, nunca se volvió a saber.

 

La diputada socialista Mar Rominguera ha reprochado al Presidente del PP y Diputado José María Barrios que "durante los Gobiernos de Rajoy no se hiciera absolutamente para sacar adelante el proyecto de autovía a Portugal y ahora tengan tanta urgencia con otro Gobierno, que ya está dando los pasos necesarios". "Es curioso, pero mire señor Barrios, en Zamora mucha gente dice que otra de las ventajas de este cambio de gobierno es que al fin los parlamentarios nacionales del Partido Popular zamoranos  parece que se implican  en las necesidades de nuestra provincia y  las reivindican", ha dicho Rominguera.

 

"Y sí, es curioso porque hasta hace  unos meses, y durante muchos años, ocho por lo menos, no hemos visto ni un solo gesto por parte del Partido Popular de Zamora para reivindicar la necesidad de conversión en  autovía de los  tramos  de la nacional 122 entre Zamora y la frontera portuguesa. Así que bienvenido sea ese cambio de actitud, señoría. No habría tiempo suficiente para recordarle todas las veces que desde el  Partido Socialista hemos pedido esa conversión en autovía, ni  para recordarle las enmiendas a Presupuestos Generales del Estado que desde mi grupo hemos presentado para que el gobierno Anterior se dejase de estudios y comenzase actuar para que fuese una realidad. Enmiendas, por cierto votadas en contra por el grupo popular, también por los diputados populares zamoranos" ha añadido Mar Rominguera en su intervención en el Congreso de los Diputados.