Estudiar encerrados en casa: de pasar lista a las plataformas online y la sobrecarga de deberes

Un lugar de estudio en casa durante el estado de alarma. Foto: EP

Padres y madres dicen que sus hijos trabajan "más" que en el colegio, con jornadas "largas y en solitario", aunque tratan de replicar rutinas. Surgen los mismos problemas con la carga de tareas que en el estudio presencial.

Padres y madres han asegurado que sus hijos están trabajando "más" ahora en casa que en el colegio, después de que el Gobierno haya decretado el estado de alarma en España por la expansión del coronavirus. "La jornada se les hace muy larga y en solitario. Cuando termina, a las 17.00 horas, tiene que ponerse a estudiar Geografía, Lengua o algo que no haya entendido para ponerse al día", ha explicado a Europa Press Elena, madre de María, de catorce años y estudiante de Segundo de la ESO.

 

María empieza sus clases a las 09.30 horas y algunas son por videoconferencia como Matemáticas, Lengua e Inglés y otras son trabajos que mandan los profesores, siguiendo el horario que tenían en el colegio con el mismo orden en las asignaturas. "El problema es que cuando te atascas en algún ejercicio antes preguntabas al compañero y seguías y ahora preguntan por el chat de clase si hay dudas, por lo que la respuesta es mucho más lenta", ha criticado Elena.

 

En este sentido, la madre de María ha añadido que los que "van fenomenal" en una clase "son los que más participan, más preguntan y siguen mejor la clase" y que el resto "hace lo que puede". "Como positivo valoro que es nuevo para todos y que cada día lo hacen mejor, aprendiendo de una forma diferente", ha precisado.

 

Por su parte, Pilar y Francisco, padres de dos adolescentes, Pablo de 15 años y Javier de 13, cuentan que se han organizado unas rutinas y que entre los deberes y el estudio, sus hijos incluso dicen que trabajan "más" ahora en casa que cuando asistían presencialmente a clase, antes de que se decretara el cierre de los colegios por el coronavirus.

 

"Desde el primer día les dije a los niños que tenían que seguir con su horario habitual en asignaturas, entonces cada día miran lo que tienen en el horario, se meten en la tablet y por la plataforma 'classroom' van mirando lo que les toca", ha explicado Pilar, destacando que "también les mandan deberes de natación" y que le dedican a cada asignatura "entre tres cuartos de hora y una hora".

 

Pilar, que ha reconocido que a veces sus hijos están "un poco más irascibles que cuando pueden salir", ha apuntado que los profesores también mandan trabajos a largo plazo, para dentro de cuatro o cinco días, o ejercicios a primera hora de la mañana para enviar hechos antes de las 17.00 horas.

 

Los hijos de Emilio y Cecilia, Miguel de 12 años, Guillermo de 16, Emilio de 20 e Irene de 22, también llevan siete días sin salir de casa por el coronavirus. Miguel, que estudia en Primero de la ESO, está en Schoology, una plataforma en la que está "muy conectado" y a través de la cual realiza "muchos trabajos y presentaciones online" a diario; y Guillermo, que estudia Bachillerato, tiene una metodología online de trabajos que le hará media con las notas finales.

 

"Les mandan bastante tarea, pero hoy en día como todo el mundo está tan acostumbrado a las redes están felices. Todo el mundo está conectado muy bien", ha afirmado a Europa Press su madre, al tiempo que ha añadido que pasan el tiempo libre en casa viendo películas, jugando a las cartas o en sus habitaciones "con sus redes sociales o la música".

 

Asimismo, Carlos, de 32 años, y su hijo Diego, de 11, han decidido realizar unas rutinas diarias "para poder seguir la línea de su día a día de la manera más llevadera posible". De este modo, Diego, al levantarse y cambiarse el pijama para que "el subconsciente sepa que es momento de producir y cambiar de actividad", entra en la plataforma virtual de su colegio donde tiene asignados sus deberes y tareas diarias.

 

Diego, según ha comentado su padre, tiene ejercicios para realizar en su tablet de todas las asignaturas, así como otros para realizar en papel para seguir con la evolución de su caligrafía. Una vez terminados los trabajos, el alumno los envía a la plataforma junto con fotografías de su texto escrito, para que el tutor puede verificarlos.

 

A través de la aplicación Zoom, el hijo de Carlos se conecta cada día a las 17.00 horas a una videollamada grupal entre su tutor y sus compañeros de clase, en la que el profesor repasa los ejercicios realizados durante la mañana con los alumnos. "El tutor puede activar el micrófono de todo el grupo para debatir cualquier duda que tengan, siempre levantando la mano", ha concretado Carlos.

 

Por otro lado, los padres y madres de los escolares más pequeños optan por enseñar a sus hijos "como un juego" durante el encierro en casa para que "se motiven". "Lara hasta me pide permiso para ir al baño. Les ilusiona mucho que al hacer la tarea las mande a sus profes y que les lea su respuesta", ha manifestado Ana, madre de un niño de 6 años y de una niña de 4.

 

Ana, que se guía por las tareas que recibe de las profesoras por la plataforma, intenta educar a sus hijos de una forma "más dinámica y divertida" durante esta situación. "Vamos cogiendo de aquí y allá y priorizando las tareas del cole, pero sin olvidar que son niños y lo fundamental para ellos es el juego y la diversión", ha dicho.

También han asegurado estar "bien organizados" Joaquín y Beatriz, padres de dos pequeños, Alejandro y Adriana. "Se levantan, desayunan, se cambian y se ponen a hacer los deberes que les mandan desde el cole", ha comentado el padre.

 

Además, Esther, madre de dos niñas de 11 y 9 años, ha señalado que a su hija Sandra le mandan deberes "para toda la semana" y a Paula "a diario", con algunas clases virtuales "para resolución de dudas". "Tienes que hacer de ama de casa, de cuidadora y de profesora", ha afirmado.

 

Para José Manuel, padre de Miguel, de 4 años, y presidente del AMPA en un colegio de Alcorcón (Madrid), "lo primero es pasar lista" con "algún peluche invitado a la clase". "Luego Miguel se encarga de mirar por la ventana y nos dice el tiempo que hace. Tenemos varios recortables que colocamos en la mesa según el tiempo que haga", ha indicado.

 

Con la ayuda de unas fichas facilitadas por el colegio, intentan reforzar la escritura de Miguel, así como los números y pequeñas operaciones o la expresión artística. "Cuando hay Educación Física despejamos el salón y ponemos videos de gimnasia para niños o baile. Los días de Inglés ponemos dibujos animados en inglés", ha señalado José Manuel.

 

Plataformas que se bloquean

Por último, Mar, profesora de Bellas Artes y Música en un colegio de Madrid, ha resaltado que esta situación "está desbordando a todos" y que "no todos los alumnos disponen de ordenador ni internet en casa". Igualmente, ha criticado que las plataformas que se han preparado para el trabajo de profesores y alumnos "están constantemente saturadas y se bloquean", por lo que les resulta "muy complicado o imposible" contactar con algunos alumnos.

 

"Hay una buenísima disposición por parte de los padres, que comprenden lo compleja que es la situación y colaboran con nosotros, también percibo en los alumnos que me han escrito mucha gratitud y cariño. Va a ser imposible llegar a todos y se echa en falta el trato humano y cercano", ha concluido la docente.

Comentarios

ExPatriado 24/03/2020 08:52 #3
Lógico que se bloqueen si toda la plataforma está concentrada en un grupo de servidores, de una compañia tecnológica a la que pagamos todos con nuestro dinero, y ofrece este servicio. Un servidor en cada centro solucionaría mucha de esta carga, daría trabajo a más gente y permitiría a cada centro educativo gestionarse mejor y no depender tanto de mamá Junta y su alianza con Mocosoft
petra 23/03/2020 14:17 #2
Todo esto está genial. Pero mi pregunta es ¿cómo se lo montan las familias con más de un hijo y con un solo ordenador en casa? Porqué algunos profesores se empeñan en mandar trabajos para que los chicos los presenten en una hora? A quién le dejamos el ordenador al del Instituto o al del Colegio.
Juan Carlos 22/03/2020 23:53 #1
¿y ponéis el 666 por todas partes? menudo mensaje subliminal.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: