Cyl dots mini

Fallece el obispo de Zamora Gregorio Martínez Sacristán

El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán.

La muerte de Martínez Sacristán se ha producido por una insuficiencia derivada de los problemas renales que arrastraba desde hace años.

La Diócesis de Zamora ha comunicado este viernes el fallecimiento a los 72 años de edad de Gregorio Martínez Sacristán, Obispo de Zamora. Fue nombrado el 15 de diciembre de 2006 y ha estado menos de trece años en el cargo. El año pasado estuvo ausente de la vida pública por enfermedad. Su muerte se ha producido por una insuficiencia derivada de los problemas renales que arrastraba desde hace años. A lo largo de este viernes se comunicará el lugar donde quedará instalada la capilla ardiente, así como el día y la hora de la misa exequial.

 

Martínez Sacristán fue nombrado Obispo de Zamora por el Papa Benedicto XVI, que había sido delegado diocesano de Catequesis de la Archidiócesis de Madrid. La diócesis de Zamora estaba vacante por el traslado de Casimiro López Llorente a la diócesis de Segorbe-Castellón, de donde fue nombrado Obispo el 25 de abril de 2006. Dos meses después, el 23 de junio, tomó posesión de esta diócesis.

 

El Obispo de Zamora era natural de Villarejo de Salvanés, en la provincia de Madrid y diócesis de Alcalá de Henares. Se formó en el Seminario Mayor de Madrid y fue ordenado sacerdote el 20 de mayo de 1971. Es licenciado en Teología, con especialización en Catequética, por el Instituto Católico de París, donde cursó estudios de 1974 a 1976.

 

Su ministerio sacerdotal ha estado vinculado durante años a la diócesis de Madrid. La parroquia del pueblo madrileño de Colmenar de Oreja fue su primer destino. Estuvo como coadjutor entre 1971 y 1974. Tras un paréntesis de dos años para cursar estudios en París, regresó a España. Ese mismo año, 1976, fue nombrado coadjutor de la parroquia de Santa Eugenia, donde permaneció hasta 1978, y responsable del departamento para los adultos de la delegación diocesana de Catequesis, cargo que desempeñó hasta el año 1982. Mientras, durante el año 1978, fue capellán del Hospital Beata María Ana de Jesús.