Familias afectadas de Castilla y León levantan la voz ante el posible cierre de los centros de Educación Especial

Los representantes de la plataforma 'Educación inclusiva sí, especial también', durante la rueda de prensa con las familias. SERGIO SANZ

La plataforma ‘Educación inclusiva sí, especial también’ denunció el anuncio de la ministra Isabel Celaá de convertir estas escuelas en sectoriales de apoyo a la inclusión.

El colegio Ginés de los Ríos de Valladolid fue el epicentro de la protesta de la plataforma ‘Educación inclusiva sí, especial también’ llevada a cabo en la mañana de este miércoles. 27 asociaciones de Castilla y León están adscritas a esta organización, que se creó a raíz del anuncio en el senado de la ministra de Educación, Isabel Celaá, de convertir los Centros de Educación Especial en sectoriales  de apoyo a la inclusión.

 

En el acto, que tuvo lugar tras una asamblea con cerca de un centenar de familias afectadas, los representantes de la plataforma leyeron un comunicado en el que aseguraron que la decisión “conllevará la desaparición progresiva de los 477 Centros de Educación Especial existentes en España, con el consiguiente trasvase hacia centros ordinarios de los más de 37.000 alumnos que realizan su formación en ellos.

 

La medida no gustó nada a las familias con hijos en este tipo de centros, ya que entienden que no es el mejor método para su formación. “Hay que respetar el proyecto de educación inclusiva, pero también el de especial. Hoy es un día de fortaleza de las familias arropando a estos menores y futuros adolescentes, en el que los padres estamos alzando la voz de los niños. Hemos dicho basta ya, expresó la presidenta de la Asociación de Ayuda a Dependientes de Enfermedades Raras de Castilla y León, Yolanda de la Viuda.

 

Todo ello nació de la ‘toma de voz’ del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), de quien aseguraron que habló en representación de todos los afectados. “Queremos denunciar la presión de CERMI al consejo escolar para incorporar como enmienda la eliminación de centros de educación especial. Hay más de 37.000 alumnos en España. El presidente, Luis Cayo, no nos representa. No nos recibe. Pedimos que deje de hablar con nosotros”, explicó el representante de la plataforma, Luis Rojo.

 

“CERMI dice que estamos demasiado alarmados. Ha puesto 2025 como fecha. Pedimos que se retiren esas propuestas y que no hagan caso en el Ministerio. Han tomado la decisión sin contar con nosotros, lamentó.

 

Mientras, De la Viuda admitió que “CERMI lleva muchos años haciendo una labor increíble”, pero apuntó que los padres tienen que “tutelar a sus hijos”. “Todo derecho que te lastima, deja de ser un derecho. Pediremos reunión con CERMI Castilla y León y con el consejero de Educación de la Junta, Fernando Rey,para saber qué va a pasar después del 2020, señaló. Y es que la Junta, según emitió en un comunicado, solo ha asegurado la continuidad de esos centros hasta ese año.

 

“SEGREGADOR Y DAÑINO”

 

Rojo hizo hincapié en que la educación especializada es necesaria para muchos de esos chavales” y señaló que “el 83% acude a centros ordinarios”. “El formato actual de las dos educaciones es el correcto”, afirmó.

 

Desde la plataforma también denunciaron comentarios de que las personas con algún tipo de discapacidad “están segregadas y se forman académicamente “en guetos. “Lo que es segregador y dañino es que vayan a colegios que no están preparados”, comentó Rojo sobre ello.

 

Por todo ello, el secretario del AMPA del centro de educación especial ‘Número uno’, Mariano Luis, criticó que el gobierno sea “brazo ejecutor y cómplice” de la situación. “Las familias sentimos que se nos ha violado el derecho a la elección de la educación nuestros hijos”, dijo, a lo que añadió la petición de que el presidente Pedro Sánchez les reciba para tratar de buscar una solución.

 

El caso no solo afecta a Castilla y León, sino a toda España. “Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia... Seguirá habiendo adhesiones en las próximas semanas”, explicaron desde la plataforma. También crearon una petición en change.org que este mismo miércoles superó las 200.000 firmas. “Las primeras las presentamos en la Comunidad de Madrid”, comentaron.

 

TESTIMONIOS

 

Luis Rojo explicó que esta situación ya se vivió en Portugal y recordó que “muchos niños tuvieron que moverse a España” para continuar con la formación en un centro especializado. En esta misma rueda de prensa, De la Viuda puso ejemplos de alumnos que cursaron estudios en colegios ordinarios y después pasaron a los especiales: “Si a muchos de los niños que han ido a centros ordinarios se les preguntara, elegirían el especial. No hace falta ser inclusivo solo en 5 horas lectivas diarias, sino en el día a día.

 

A raíz de ello, varias madres expusieron sus casos para ejemplificar la demanda que realizaron de mantener ambos formatos. “Mi hija estuvo en un instituto público hasta 3º de la ESO, pero jamás estuvo incluida y tuvo una depresión. A los niños les ponen en la última fila porque son molestos. Finalmente entró en el San Juan de Dios, cambió y es una niña feliz. Hace actividades de inclusión gracias al centro de Educación Especial, expresó una de ellas.

 

Mientras, otra denunció un comentario que recibió en un centro ordinario al que acudió su hijo. “El profesorado me dijo que está para sacar adelante a los que puedan hacer carrera, no a los que van a terminar haciendo cajas en Asprona, dijo. En otro de los casos, aseguraron que una niña con epilepsia estuvo “aparcada en el colegio”.