Fomento elige el sistema de la autovía Benavente-Zamora para el plan de los 5.000 millones de Rajoy

Tramo de la autovía Zamora-Benavente.

El gran plan de carreteras del Gobierno se adjudicará en pocos meses y se ejecutará con capital privado por el sistema de pago por disponibilidad: el Estado no paga un euro hasta que está en funcionamiento, pero después abona un canon elevado.

El Ministerio de Fomento prevé lanzar y contratar en los dos próximos años, entre 2018 y 2019, todos los proyectos que incluirá el Plan de Inversión en Carreteras de 5.000 millones que ejecutará con capital privado. El Plan de Carreteras tiene como objetivo construir o mejorar unos 2.000 kilómetros de tramos de carreteras de la red estatal y posteriormente explotarlos y mantenerlos durante treinta años. Se trata de una longitud equivalente al 12% de la actual red (unos 16.281 kilómetros).

 

El plan se financiará con capital privado a través del denominado sistema de pago por uso. Este mecanismo supone que los constructores que se adjudiquen las obras adelanten los recursos necesarios para su construcción que posteriormente recuperarán cobrando un canon anual de la Administración durante el periodo de explotación de la vía. Este es el mismo sistema que se empleó para contratar el último tramo de la autovía Zamora-Benavente, en la A-66

 

Según el Gobierno, con este sistema de pago por disponibilidad, “se trasfiere completamente el riesgo desde el Estado a las compañías” y por eso es el modelo que se utiliza para la construcción del 90% de las grandes vías en la Unión Europea. Pero tiene contrapartidas.Este sistema, escogido en los peores momentos de la crisis de la deuda soberana, permitió al Estado no soltar ni un euro, pero también encarecerá su coste final. El tramo, de 49 kilómetros, superará los mil millones de euros.

 

En concreto, la empresa no percibe ninguna cantidad hasta que el tramo o carretera en cuestión está en funcionamiento. Después, percibe un canon en función de variables como el tráfico; además, en el contrato está incluido el mantenimiento durante 30 años. Las obras del tramo zamorano 'volaron' por el incentivo de cobrar el canon: 90 millones de euros se pagarán los cuatro primeros años de funcionamiento. En total, los 49 kilómetros del último tramo de la autovía A-66 entre Zamora y Benavente se adjudicaron por 998 millones de euros. El tramo se estrenó en mayo de 2015. Las obras del tramo se iniciaron en el verano de 2013 con un presupuesto de 179 millones de euros.

 

Su presupuesto inicial era muy inferior al coste final, y la clave está en la diferencia en el método de adjudicación. En principio, iba a ser una obra convencional, financiada por el Estado y pagada a una empresa. Pero al cambiarse al sistema de pago por disponibilidad, lo que incluye mantenimiento durante 30 años y la ejecución a cargo de la empresa, el coste se elevó. El final es de casi mil millones de euros porque incluye el canon anual.

 

 

CRITERIOS DEL CANON

 

El sistema de pago por disponibilidad, y el cálculo del canon, han dado algunos 'sustos' como el de las autovías radiales. Un mal cálculo del tráfico que iban a tener, principal variable del canon, llevó a la quiebra a varios tramos que han tenido que ser rescatados por el Estado.

 

Esta vez, Fomento incluirá en el cálculo del canon otras variables además del tráfico, como el estado de conservación (para lo que se harán inspecciones), la iluminación o la siniestralidad vial, que también será tenida en cuenta.

 

 

5.000 MILLONES EN CARRETERAS

 

La inversión del Plan supondrá "multiplicar por seis" la capacidad inversora anual que permite el Presupuesto, que viene destinando unos 1.000 millones de euros anuales a carreteras. Incluirá "proyectos de envergadura", obras con un un presupuesto mínimo de 100 millones de euros, que formen parte de la red transeuropea de transportes y que cumplan con los requisitos que exige la UE para contar con financiación europea.

 

El ministro de Fomento, Íñígo De la Serna, reveló la "tremenda expectación" que el Plan de Carretera ha despertado en fondos y entidades financieras. "Día sí y día también visitan el Ministerio y la Seittsa para interesarse en establecer mecanismos de financiación para sacar adelante el plan", afirmó. Por ello, considera que "es el momento" de lanzar el Plan, que ya anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado mes de julio y que este jueves el ministro expuso ante el Congreso. "La intención es licitar y adjudicar en su totalidad todos proyectos del plan entre 2018 y 2019", aseguró el ministro.