Franceses y portugueses se llevan casi 900 multas al año por exceso de velocidad en carreteras de Zamora

TRIBUNA

Tráfico multó por exceso de velocidad en 2018 a 853 conductores de vehículos con matrícula extranjera en Zamora, la mayoría, franceses y portugueses.

El tránsito por Zamora de muchos vehículos que hacen el trayecto entre Francia y Portugal por las carreteras zamoranas, y también a que esto haya generado numerosos casos de conductores que son pillados muy por encima de los límites. Y ahora la DGT le ha puesto cifras a esta situación. El resultado, que Zamora es una de las provincias donde Tráfico multa a menos coches con matrícula extranjera por excesos de velocidad.

 

Según el último informe publicado por Tráfico sobre las multas por incumplir los límites de velocidad a vehículos con matrícula extranjera, Zamora es una de las provincias donde se acumulan menos sanciones. En total, y durante 2018, se contabilizaron 853 multas por esta infracción en concreto. De Castilla y León, solo Ávila con 590 ha tenido menos.

 

En el caso de las nacionalidades de los multados a su paso por Zamora, la mayoría son vehículos de matrícula francesa y portuguesa: muchos los podemos ver circular estas semanas, y entre mayo y octubre se acumula el mayor número de multas. Se trata de conductores y vehículos que van camino de ida o vuelta de las vacaciones hacia Portugal desde Francia.

 

En 2018, la DGT tramitó un total de 170.475 denuncias por exceso de velocidad sin parada del conductor a vehículos con matrícula de otros estados de la Unión Europea (UE), lo cual supone el 7,3% de este tipo de denuncias, según publica en un reportaje la revista 'Tráfico y Seguridad Vial'. De estas denuncias a vehículos extranjeros, el 85,4% no conllevaron detracción de puntos y el 14,6% corresponden “a excesos de velocidad especialmente graves, al implicar la detracción de al menos 2 puntos". El mayor número de multas se pone de mayo a octubre.

 

Hasta 2014, los conductores extranjeros tenían fácil librarse de las multas por exceso de velocidad. Bastaba con que no les pillaran in fraganti y fueran parados. Entonces, una normativa impulsada por la Unión Europea permitió que todos los países de la Unión Europea -excepto Reino Unido, Irlanda y Dinamarca- intercambiasen sus datos y, a través de la matrícula, localizar al conductor o propietario del vehículo con el que se ha cometido la infracción y comunicarle por escrito la sanción.

 

Desde el pasado marzo de 2019, España tramita las denuncias contra infractores de Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Italia, Holanda, Bélgica y Polonia. Este año está previsto que se tramiten las denuncias de todos los estados de la UE, empezando por Luxemburgo, Irlanda, Rumanía y Austria.

 

Hasta 2014, los europeos que cometían una infracción en nuestro país solo se veían obligados a pagar la multa si eran parados. Con el cambio, la DGT, puede solicitar los datos del vehículo y de su titular o arrendatario, eso sí, acreditando que ha cometido una infracción, para enviarle por escrito la notificación.