García muestra su “extrañeza e incredulidad” porque el equipo de Gobierno “pretenda que el PP apoye sus improvisaciones constantes en esta crisis”

Carlos García, presidente del PP de Ávila.

El presidente del PP de Ávila respalda y avala la labor del Grupo Municipal en el Consistorio de la capital.

El presidente del Partido Popular de Ávila ha salido al paso de las manifestaciones de Por Ávila, formación que gobierna en el Consistorio de la capital abulense, para respaldar “la labor, el trabajo y las propuestas que el Grupo Municipal está haciendo durante lo que va de mandato y en especial en este momento crítico que estamos viviendo en todos los sentidos a causa de la pandemia de COVID-19”.

 

Acerca de las críticas y acusaciones de Por Ávila, Carlos García ha mostrado su extrañeza porque el equipo de Gobierno municipal “pretenda que el PP apoye sus improvisaciones constantes en esta crisis, en las que demuestran a diario que está a verlas venir”, y recuerda que “donde el PP no gobierna está presentando las que cree mejores propuestas en beneficio de la ciudadanía, y un claro ejemplo es la batería de medidas económicas y sociales, casi una treintena, registradas en el Ayuntamiento de Ávila; otra cosa es que quienes dirigen el Consistorio no las lleven a los órganos colegiados correspondientes para debatirlas y aprobarlas, o no”.

 

Como contrapunto, y ante la “lealtad” que Por Ávila dice tener en la Diputación Provincial, de la que García es presidente, el máximo dirigente provincial del PP señala que “la lealtad en la Diputación se debe a que en esa Institución se informa de todo a los portavoces, se debate todo y se intenta consensuar todo en beneficio de los abulenses, cosa que en el Ayuntamiento de Ávila no parece ser práctica habitual. La lealtad es bidireccional. La lealtad unidireccional tiene otro nombre”. Esta es, en palabras de Carlos García, “la prueba de que, donde el PP gobierna, actúa con la mano tendida al resto de fuerzas políticas y poniendo en marcha medidas efectivas y comprometidas con los ciudadanos ante esta crisis”.

 

Por último, el presidente popular apunta los intentos de Por Ávila de “apropiarse, sin debatirlas, las propuestas de la oposición cuando le convienen”, y ejemplifica la “falta de elegancia política” de la formación amarilla señalando que aún no ha mostrado agradecimiento por la cesión, por parte de la Diputación, de una máquina para desinfectar las calles de la capital abulense”.