Guarido acude al tradicional intercambio de bastones previo a La Hiniesta

Los alcaldes de Zamora y La Hiniesta intercambia los bastones.

El alcalde realiza el tradicional intercambio de bastones con el primer edil de La Hiniesta, previo a la romería que se celebra el día 16 de mayo. No participó en los actos religiosos.

Cumpliendo con la tradición y el hermanamiento entre las localidades de Zamora y la Hiniesta, una comitiva de vecinos de la esta localidad ha peregrinado hoy hasta la capital donde han sido recibidos por el alcalde y los miembros de la cofradía de la Virgen de la Concha en la tradicional rogativa que se celebra cada 25 de abril.

 

El encuentro se produjo en la plaza de San Lázaro y tras el saludo de los pendones de ambas cofradías, el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el alcalde de la Hiniesta, Eugenio Gregorio Prieto, procedieron al intercambio de bastones municipales que simboliza el hermanamiento entre ambas localidades. En este acto el alcalde de la Hiniesta invitó al alcalde de Zamora, y por extensión a todos los zamoranos a acudir el próximo 16 de mayo hasta aquella localidad, coincidiendo con la tradicional romería que la cofradía de la Concha realiza el lunes de Pentecostés.

 

 

El alcalde zamorano aceptó gustosamente dicho ofrecimiento por lo que el intercambio de bastones entre ambos ediles volverá a producirse el lunes, día 16 de mayo, precedido de nuevo por el baile de los pendones y a la entrada de la localidad de la Hiniesta. El alcalde de Zamora, que acudió acompañado por diversos miembros de la Corporación Municipal, ha querido cumplir así con una tradición secular que simboliza la confraternización entre dos localidades vecinas con vinculaciones patronales.

 

 

No ha participado sin embargo en los actos religiosos anteriores y posteriores, que entran dentro de las creencias personas y no deben estar protagonizados, por lo tanto, por representaciones institucionales. Guarido ha manifestado en este sentido, que es el momento histórico oportuno para que en este tipo de tradiciones se separen las dos facetas -la institucional y la religiosa- "por lo que los representantes de los ciudadanos estarán siempre presentes a título institucional en la primera, mientras que en las otras será a título individual". Algo en lo que coincidieron también los representantes de la Cofradía y que marcará en el futuro la colaboración entre ambas instituciones.