Guarido anuncia su hoja de ruta con la esperada rehabilitación del Mercado y el Puente de Piedra al frente

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, junto al teniente de alcalde, Miguel Ángel Viñas.

Guarido anuncia un plan inversor para Zamora en esta legislatura por importe de 35 millones, actualización de impuestos al IPC y proyectos sociales.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha anunciado un plan inversor que alcanzará los 35 millones de euros para la nueva legislatura, una inversión "sin precedentes en los últimos ocho años" que incluirá "proyectos de calado" como el nuevo Museo de Baltasar Lobo, un parque de bomberos para la capital, la rehabilitación del Puente de Piedra o la reconversión del edificio del Banco de España en cuartel para la Policía Municipal.

 

El regidor ha anunciado el citado paquete inversor durante la valoración de los cien primeros días de mandato realizada este miércoles en sede consistorial. Un resultado "positivo", en palabras de Francisco Guarido, que ponen de manifiesto que "Izquierda Unida está sacando adelante asuntos atascados desde tiempos del Partido Popular".

 

El Ayuntamiento de Zamora acometerá durante los próximos cuatro años obras "históricas" para lavar la imagen de la ciudad. Está previsto invertir 2,4 millones en la construcción del nuevo parque de bomberos; 4,2 millones en la remodelación del Mercado de Abastos; cuatro millones en la construcción de un centro cívico; tres millones en la construcción de nuevas oficinas municipales en la antigua estación de autobuses; y dos millones en la ampliación del depósito del agua.

 

Asimismo, se destinará medio millón de euros al Museo de Baltasar Lobo y se continuará con la política de expropiaciones para liberar de edificios adosados la muralla medieval, con un presupuesto de 600.000 euros. El Puente de Piedra será rehabilitado con otro medio millón de euros y el edificio del Banco de España se convertirá en cuartel de la Policía Municipal tras invertir 850.000 euros, proyecto que lleva años pendiente de ejecución.

 

En materia tributaria, Guarido ha anunciado que se producirá en los próximos cuatro años un ajuste de la presión fiscal acorde al IPC. "Es algo que entienden todos los zamoranos, puesto que la vida está subiendo. Suben los gastos del Ayuntamiento, suben los sueldos de los empleados públicos y tiene que subir la recaudación para no entrar en situaciones complicadas, porque queremos ser una ciudad sostenible económicamente", ha señalado.

 

Igualmente, el alcalde ha destacado las políticas en materia de Servicios Sociales, "que se van a impulsar aún más" con este gobierno en solitario de Izquierda Unida. "Trabajaremos con la Universidad de Salamanca para mejorar la vida de los mayores, nos postularemos como Ciudad Amiga de la Infancia, incrementaremos la partida de la ayuda a domicilio y daremos un impulso al Centro de Día para Personas con Autismo", ha indicado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: