Guarido defiende unas cuentas municipales saneadas y dispondrá de 6 millones extra para gastar

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido.

La Liquidación de Presupuesto de 2018 ratifica la saneada situación económica del Ayuntamiento. El alcalde pide que se modifique la Ley Montoro "para que al menos nos dejen gastar lo que ingresamos".

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha dado cuenta hoy tras la sesión de la Junta de Gobierno Local de la Liquidación del Presupuesto de 2018, que se presentó ayer en la Comisión Informativa de Hacienda y de la que se dará cuenta en el Pleno del próximo jueves. La principal conclusión de esta liquidación es que la situación económica del Ayuntamiento sigue siendo saneada y mejora respecto al anterior mandato municipal.

 

Además, el equipo de Gobierno asegura que el grado de ejecución de los ingresos en elevado y cada vez más eficaz, lo que se traduce en una mejora de la recaudación municipal sin que se haya producido un incremento de la presión fiscal; y que el Ayuntamiento de Zamora cumple con el "techo de gasto", lo que en opinión del alcalde "no obsta para decir que sigue perjudicando el que los ayuntamientos saneados tengan un tope de gasto máximo, teniendo más ingresos que gastos, que es lo que nos sucede". Guarido pide por ello, al igual que otros muchos alcaldes españoles, que se modifique la Ley Montoro "para que al menos que te dejen gastar lo que ingresas".

 

Respecto a la liquidación presupuestaria, arroja un Remanente de Tesorería para gastos generales de 27.876.000 euros, con 1.4000.000 euros en facturas pendientes de abonar correspondientes al ejercicio pasado. Las incorporaciones de remanentes se estiman en torno a los 20 millones de euros, de los que unos 6 millones se estima que serán de libre disposición.

 

A modo de ejemplo de la utilización de esta disposición el alcalde pone las propuestas de modificaciones de créditos que se presentarán al próximo pleno municipal, por importe de unos dos millones de euros, y las incorporaciones de inversiones sostenibles a punto de adjudicarse o que se han hecho ya por decreto, por un importe de más de otros dos millones y medio de euros. Entre esas inversiones sostenibles destacan el asfaltado de calles por importe de un millón de euros; el proyecto de caminos rurales por medio millón; la pavimentación de la zona de "los Pinchos" por 200.000 euros; el derribo del edificio de la avenida de la Feria 11, por 179.000 euros; y otra decena de obras de distinta cuantía, que en conjunto suman una inversión de 2.590.421 euros.

 

Respecto a la liquidación de las inversiones, los datos reflejan unos derechos reconocidos a fecha 31 de diciembre de 4.435.455 euros sobre un presupuesto inicial de inversiones de 4.502.791 euros. Además en el ejercicio pasado se produjo una incorporación de remanentes de 18 millones de euros con los que se ha hecho frente a muchas de las obras que están en proceso de adjudicación o ejecución.