Guarido define como "muy precaria" la plantilla municipal y critica los límites al empleo público

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, en la última junta de Gobierno.

El alcalde admite que aprovecharán los talleres de formación, pero que no son la panacea y que hay que permitir la contratación en el sector público. Asegura que la plantilla municipal es escasa en áreas como jardinería o deportes.

El alcalde de Zamora ha aprovechado la presentación de los nuevos programas de formación para fijar postura sobre el empleo público. De entrada, Francisco Guarido ha dicho que "no vamos a explotar la foto como antes" en referencia a las convocatorias que antes se hacían para ver las obras que hacían los participantes en las escuelas taller. El alcalde admite que estas escuelas han sido la tabla de salvación de los parados ante la actual situación, pero que no son la panacea.

 

Guarido asegura que el Ayuntamiento de Zamora seguirá adelante con estos planes, pero que las actuaciones importantes en materia de empleo son cosa del Gobierno central y del autonómico y que la primera medida pasa por dejar de limitar la tasa de reposición en el empleo público, lo que impide sustituir a personal que se va jubilando. Guarido reconoce que los talleres se aprovecharán en temas como la jardinería o las instalaciones deportivas porque la plantilla municipal en este área es baja y ha definido el volumen de personal del ayuntamiento como "muy precario porque no se puede sustituir a nadie", empezando por las jubilaciones que se producen.

 

Guarido, que se ha quejado de que no se les deje hacer contrataciones, considera que es necesario contratar desde el sector público para luchar contra el desempleo y admite que van a aprovechar al máximo estos talleres "pero el empleo público hay que acometerlo de otra manera".

Noticias relacionadas