Guarido habla de un "cambio de rumbo" al cumplir un año de Gobierno en el Ayuntamiento

Francisco Guarido y su equipo han hecho balance esta mañana de su primer año en el Ayuntamiento.

El alcalde asegura que empiezan a enderezar las cosas en un Ayuntamiento que estaba paralizado. Ha dedicado su primer año a poner al día asuntos pendientes y a un gobierno austero, transparente y honrado, y también laico desde el respeto.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el primer teniente de alcalde, Antidio Fagúndez, han hecho hoy un balance en el que han destacado como principios fundamentales que han regido este periodo la transparencia, la austeridad, la resolución de los asuntos pendientes del gobierno anterior, el laicismo con respeto y la devolución de la confianza en la política con un "gobierno honrado" que está integrado por los grupos políticos de Izquierda Unida y el PSOE y que, aunque en minoría, "cuenta con criterio propio y apoyo suficiente de los ciudadanos".

 

Guarido ha destacado además el trabajo diario y constante para poner al día la anquilosada maquinaria municipal y en una dirección de izquierdas, con una situación de partida en la que el Ayuntamiento estaban paralizado, con los contratos caducados, las ofertas de empleo sin ejecutar, dudas en los procedimientos de adjudicación, inversiones inexistentes y sin haber efectuado peticiones de fondos europeos.

 

Frente a esta situación las cosas "empiezan a enderezarse" en opinión del alcalde, que puso como ejemplo numerosas actuaciones como la licitación de las piscinas, la resolución del problema de la ORA y aparcamientos subterráneos "que está en su fase final", la solicitud de 10 millones de fondos europeos o la reducción de la deuda a la mitad, el proyecto de asfaltado de calles y el despeje de la muralla gracias al superávit de más de 12 millones de euros con que se cerró el presupuesto municipal.

 

Por su parte el primer teniente de alcalde destacó la entrada en el Ayuntamiento de un "Gobierno de Progreso" como consecuencia del cambio que decidieron los zamoranos en las pasadas elecciones municipales, lo que en su opinión fue una decisión adecuada y así ha sido reconocido por los zamoranos. Antidio Fagúndez recordó los acuerdos alcanzados con otras instituciones con las que se han suscrito convenios, como los de instalaciones deportivas, Protección Civil, Bomberos o Seguridad Ciudadana.

 

Fagúndez calificó de positiva la gestión de este periodo, marcada por la transparencia en la gestión y en la contratación, la reducción de la presión fiscal, o la puesta en marcha de importante proyectos que estaban paralizados como el parque de Bomberos o la dotación de la nueva comisaría de Policía Municipal en el edificio del antiguo Banco de España. Y sobre este asunto anunció que se solicitará a Segipsa la exención del pago del alquiler en los meses que duren las obras de adecuación del edificio y posteriormente se intentará negociar con el Estado un acuerdo similar al que tiene en este momento con la ciudad de Salamanca.