Guarido intentará 'salvar' las inversiones anunciadas para 2019 con modificaciones del actual presupuesto

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido.

Confirma que no negociará para intentar aprobar el presupuesto porque no habría tiempo para la aplicación del nuevo presupuesto antes de la entrada en funciones de la Corporación.

Tras la sesión de la Junta de Gobierno el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, dio cuenta de las consecuencias que tendrá la no aprobación ayer en el Pleno Municipal del proyectos de Presupuestos para 2019 tras denegar el apoyo PP, Cs y la concejala no adscrita.

 

Tras manifestar que desde el equipo de Gobierno no se respaldaron las enmiendas presentadas por el grupo de Ciudadanos y la concejala no adscrita, "no porque el fin no fuera loable", sino porque era inasumible la fuente de financiación con la que se suprimían gran parte de los Presupuestos Participativos aprobados por los ciudadanos, inversiones en los barrios o la climatización de la Alhóndiga, además de pretender desviar una subvención de UNESPA para equipamiento de los Bomberos

 

Guarido anunció que no se abrirá una nueva negociación con los grupos de la oposición, como sucedió el pasado año, porque no habría tiempo para la aplicación del nuevo presupuesto antes de la entrada en funciones de la Corporación debido a la convocatoria de las próximas elecciones municipales, por lo que dijo que ya está trabajando en la elaboración del decreto de prórroga del Presupuesto actual.

 

El alcalde dijo, no obstante, que el principal perjudicado será el próximo equipo de Gobierno, y que su intención es "arreglar el entuerto en el que nos han metido" a través de las modificaciones de crédito para poder atender las subvenciones y otras actuaciones no previstas en el presupuesto actual.

Noticias relacionadas