Guarido reivindica la conversión de la N-122 y la autovía Sanabria-Bragança para mejorar la conexión de Zamora y Portugal

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, junto al secretario general de Eixo Atlántico, Xoan Vázquez.

El alcalde de Zamora reivindica la mejora de las comunicaciones con Portugal en el Seminario sobre Turismo Transfronterizo que se desarrolla en la ciudad.

La dotación de infraestructuras de comunicaciones son fundamentales para el desarrollo turístico como económico de la zona transfronteriza de Zamora con Portugal, según ha manifestado el alcalde, Francisco Guarido, en el acto de apertura del seminario sobre turismo transfronterizo que se desarrolla en la Alhóndiga, promovido por la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero (AIMRB) a la que pertenece Zamora, y el Eixo Atlántico (Euroregión Galicia- Norte de Portugal).

 

Guarido ha reivindicado en concreto la conversión en autovía de la N-122 hasta la frontera portuguesa y la mejora de la conexión entre Puebla de Sanabria y Braganza, ya que para poner en valor el rico patrimonio cultural y natural que tenemos como recurso turístico y de desarrollo económico es necesario contar con la infraestructuras de comunicación adecuadas, "ya que si no hay comunicaciones las personas no vendrán a conocer nuestros parajes".

 

En su intervención de bienvenida a los participantes en el seminario, el alcalde de Zamora dijo que proyectos transfronterizos, como los que están representados en estas jornadas ayudarán sin duda a parar la sangría de población que sufren muchas regiones de frontera al fomentar actividades económicas concretas y fijar población, aumentando el nivel de infraestructuras con la ayuda de dinero público. Y destacó la importancia del turístico entre regiones transfronterizas porque además de fomentar el desarrollo de una actividad económica, es transferencia de cultura, de humanismo, de tradiciones, y de hermanamiento entre pueblos.

 

Francisco Guarido aprovechó también para hacer un llamamiento sobre la calidad del empleo en el sector, en el sentido de que se debería poner la mirada y el objetivo en las condiciones en las que se desarrolla frecuentemente la actividad económica del turismo, "con bajo valor añadido y un nivel de precarización del empleo importante. Fomentar el turismo debe ser compatible con convenios colectivos para los trabajadores del sector dignos", sentenció el alcalde.

 

El seminario sobre turismo transfronterizo congrega en Zamora a ocho regiones fronterizas europeas en el marco del proyecto europeo EPICAH, financiado por INTERREG EUROPE y cuyo fin último es la integración de proyectos de turismo en los programas de cooperación 2021- 2027. Durante la reunión de este martes se aprobó el informe que una comisión de expertos internacionales ha elaborado para este proyecto sobre la situación y potencialidades del turismo de frontera. Este informe, que se entregará a la Comisión Europea antes de verano, recoge un conjunto de recomendaciones sobre la inclusión de políticas de turismo en los objetivos y prioridades de financiación de los Fondos Estructurales para el periodo 2021-2027.

 

En la jornada de hoy se han debatido algunos de los modelos de referencia en el territorio en ámbitos emergentes en Europa como el enoturismo, el turismo cultural y patrimonial o el turismo termal. Concretamente se han analizado las experiencias de Zamora, Eurocidade Chaves-Verín y Ribeira Sacra, zona centrada en el enoturismo, se han presentado las experiencias del Camino de Santiago portugués, de la Fundación Santa María la Real y la presidenta de la Ruta del Vino de Toro, Beatriz Fernández, habló sobre turismo enológico y natural.


Los socios españoles del proyecto EPICAH a su vez lideran otro proyecto denominado Destino Frontera, financiado por el POCTEP, que cubre la totalidad de la frontera hispano portuguesa y que tiene como objetivo ponerla en valor para que los turistas recorran y visiten la frontera y no se limiten sólo a cruzarla. Este proyecto integra cuatro ejes principales: turismo de naturaleza, enoturismo, turismo de patrimonio y turismo de aguas termales. El conjunto de estas actuaciones configura una estrategia para poner en valor la frontera como destino turístico y de este modo generar actividad económica y fijar población en lugares, hoy por hoy, con un grave deterioro demográfico.

 

 

Buenas prácticas en Zamora y Mirando Do Douro
 

 

Los asistentes a las reuniones participan también en una visita de estudio sobre buenas prácticas identificadas en Zamora y Miranda do Douro en materia de puesta en valor del patrimonio, como las Aceñas de Olivares o el propio casco histórico de Zamora. En dicha visita, los participantes pueden ver, de primera mano, ejemplos de actuaciones de recuperación y puesta en valor del patrimonio natural y cultural a través de los fondos de cooperación como elemento de atractivo turístico, dinamizador de la economía y generador de valor para el territorio.