Guarido se bajará el sueldo como alcalde y también los de los concejales y cargos de los grupos

Francisco Guarido, en una comparecencia de Izquierda Unida.

La alcaldesa ha cobrado unos 60.000 euros al año y el nuevo gobierno quiere rebajarlo, igual que las retribuciones de los concejales liberados y el personal que trabaja para los grupos.

El cabeza de lista de IU y futurible alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha anunciado su intención de bajar los sueldos en la alcaldía de la capital, una iniciativa que se refleja en el acuerdo al que la formación ha llegado con el PSOE para la próxima legislaturaÉsta será una de las medidas que ponga en marcha y que ha anunciado en una rueda de prensa conjunta con el PSOE en la que ambas formaciones han presentado un acuerdo marco para un nuevo gobierno municipal en el Ayuntamiento.

 

El sueldo de la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, ronda los 60.000 euros al año; la web municipal no incluye la información sobre el sueldo que están cobrando los concejales, ni en dedicación exclusiva ni aquellos que cobran por asistencia a plenos, junta de gobierno y comisiones. El sueldo del primer edil de Zamora está en la línea del resto de capitales de provincia de Castilla y León.

 

En cuanto a los sueldos de los contratados por los grupos, decir que los coordinadores de cada uno de los grupos municipales han venido cobrando 24.000 euros anuales, al margen de las cotizaciones que también se pagan desde el Ayuntamiento. Además, la alcaldesa ha tenido derecho a un asesora y una secretaria con ese sueldo y a un jefe de gabinete que ha cobrado unos 37.000 euros/año más seguros sociales. Esta parte también va a cambiar.

 

Guarido ha anunciado esta reducción de emolumentos si finalmente, como se prevé, es elegido alcalde el próximos sábado, al igual que una disminución de los gastos de la estructura de Gobierno y del número de liberados y sueldos, unas medidas que se incluyen en el acuerdo con los socialistas que votarán a favor de su investidura. Para el aspirante a alcalde, una de las prioridades será "poner en marcha la maquinaria en el Ayuntamiento que se paró hace tiempo", aunque ha anunciado que no van a recordar continuamente "los errores cometidos en el pasado porque no beneficia a los ciudadanos".

 

Después de 16 años en la oposición, Guarido será el alcalde de Zamora y ha avanzado que no piensa tratar al Partido Popular como ellos les han tratado y "no tendrán que mendigar papeles". Ante este nuevo panorama ha indicado saber lo que es la oposición y ha admitido que ahora tendrá que aprender a hacer Gobierno "y el PP debe aprender a hacer oposición".

 

IU obtuvo en los comicios del pasado 24-M ocho actas de concejal y Guarido será alcalde de Zamora con esos ocho ediles y el apoyo de tres del PSOE y los dos concejales que se presentaron bajo las siglas socialistas (números 1 y 2 en las listas) pero que se han dado de baja en el partido y continuarán como concejales no adscritos, pero que apoyarán al candidato de Izquierda Unida en la votación del sábado.