'Guerra' entre Kiko Matamoros y Paz Padilla: "No pienso hablar con ella una palabra más"

Kiko Matamoros ha vivido su semana más complicada en Sálvame. El colaborador ha visto como su relación con Cristina Pujol pasaba a ser cuestionada por todos sus compañeros, y se hablaba del pasado de su chica.

Una situación difícil que se volvía más complicaba a raíz de una información de María Patiño. La periodista aseguraba que Cristina habría trabajado de gogó, algo que Paz Padilla interpretó de una forma que a Matamoros no le ha gustado: "Da un salto más adelante y lo que entiende que Patiño está contando o se puede inferir es que se dedica o se ha dedicado a la prostitución".

 

Además, continuó explicando: "Me parece absolutamente digna la profesión de gogó o de meretriz cuando alguien tiene que hacer eso para sacar adelante su vida y la de los suyos siempre que sea una acto de propia voluntad", y tachó la reacción de la gaditana como "machista, sexista y retrógrado". Un enfado que le ha llevado a tomar la decisión de negarle la palabra: "No pienso hablar con ella ni una palabra más".

 

Y es que todo lo dicho, le llevó a Cristina a sufrir un ataque de ansiedad, algo que imposibilita la marcha de su historia de amor: "No creo que sea el amor de mi vida, esto no ayuda a que las cosas vayan bien, entendería que saliera corriendo".

 

Por su parte, Cristina Pujol ha roto su silencio para pedir respeto por su vida privada: "No voy a dar ninguna declaración, por favor déjenme vivir mi día a día, soy anónima y así quiero seguir. Espero comprendan que cada uno somos dueños de nuestra vida".