Hacienda insiste en que la cárcel de Zamora sigue disponible tras casi una década a la venta

La cárcel de Zamora, en una foto de la SEIP.

El antiguo centro penitenciario mantiene el cartel de 'En venta' desde 2006 y está disponible: 20.000 metros cuadrados reservados para uso dotacional. El Ministerio aclara que si el Ayuntamiento lo consulta informará de las condiciones de venta. 

Disponible para su venta directa y a la espera de que Ayuntamiento o cualquier otra administración se interesen por ella. Esta es la situación actual de la antigua cárcel de Zamora, hoy un edificio abandonado en un enorme solar y sobre el que planean las preguntas sobre qué uso darle. Así ha contestado el Ministerio de Hacienda la última consulta lanzada desde las instituciones zamoranas, concretamente, por parte de la diputada socialista Mar Rominguera, que se interesó recientemente por la situación del recinto al hilo de una propuesta de su partido para recuperarla para su uso como centro cultural de la ciudad.

 

"Todos los inmuebles que son aportados a la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios, S.A., dentro del Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios, lo son para su enajenación y así destinar el producto de su venta a cofinanciar el coste de creación de las nuevas infraestructuras que se encargan en el mismo Plan. Por tanto, la disponibilidad para la venta de la antigua cárcel de Zamora es favorable". Esta es la respuesta parlamentaria recibida por la diputada zamorana, publicada estos días en el Boletín de las Cortes.

 

Además, la sociedad estatal SIEP apunta que "está autorizada para realizar la venta directamente si se trata de corporaciones locales u otros organismos públicos" y que "respecto a las gestiones para su enajenación cabe señalar que, con independencia de los trámites internos que el Ayuntamiento de Zamora deba llevar a cabo dentro de sus competencias, a efectos de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios sería suficiente con que el Ayuntamiento hiciera una propuesta o petición de adquisición para que a continuación la Sociedad informe del importe y condiciones de la enajenación".

 

La situación es la misma que mantiene desde que en 2006 fuera desafectada dentro del Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios. Este instrumento buscaba enajenar instalaciones penitenciarias obsoletas para financiar la construcción de instalaciones nuevas. El plan sirvió para que se construyera un módulo de inserción social para Zamora a pesar de que hubo movilizaciones para que se construyera un nuevo penal. Pero la antigua cárcel sigue cerrada y sin comprador.

 

Se trata de una parcela muy atractiva, de más de 20.000 metros cuadrados y calificada comos suelo urbano consolidado; su uso autorizado, el dotacional, con lo que solo sería válido para construir infraestructura de uso público. Es el caso del centro cultural que ha propuesto desde hace varios años el PSOE. El hecho de que se mantenga la construcción no influye para nada, ya que el terreno está desafectado y se puede vender como solar, solo que la sociedad estatal ha recurrido a derribar las cárceles en algunos casos, y en otros no.