Hasta un año para conseguir una licencia de obra: por qué se tensan los ánimos entre Guarido y los empresarios

Zamora10 denuncia la demora, la poca sensbilidad y los inconvenientes a los que se enfrentan quienes piden una licencia. El retraso en conceder licencias tensa los ánimos entre los empresarios y el equipo de Gobierno.

Las presuntas represalias a quien se queje del retraso en la concesión de licencias municipales han vuelto a tensar la relación entre los empresarios y el Ayuntamiento de Zamora. El asunto no es nuevo, porque no es la primera vez que hay quejas por el retraso en las concesiones de determinados permisos que se eternizan en trámites. El grupo municipal del PP ya lo hizo y ahora las quejas se canalizan a través de la iniciativa Zamora10.

 

Según han explicado sus responsables, han recibido nuevas quejas sobre los interminables trámites para conseguir una licencia a los que, en algunos casos concretos, se enfrenta empresarios, dueños de negocios, empresas de obras... La iniciativa privada, ya totalmente reconocida, quiere volver a retomar con el concejal de Urbanismo y Obras, Romualdo Fernández, esta situación de bloqueo que sufre la tramitación de algunas licencias. "Los problemas sobrre retrasos en las tramitaciones de licencias y otras gestiones administrativas se producen en Zamora desde hace décadas, en todas las administraciones, y con independencia del color político que las haya gobernado en cada momento", asegura la iniciativa en una nota de prensa en la que niegan que haya habido represalias o amenazas a quien se queje.

 

Este bloqueo se traduce en licencias que tardan meses en concederse: según la portavoz del grupo municipal del PP, Clara San Damián, una media de 12 y 14 meses, con casos extremos de cerca de dos años de demora. Y están afectadas fundamentalmente las licencias de urbanismo, pero no son las únicas: también hay problemas con las licencias de nuevos negocios y emprendedores que 'tiran la toalla' y se marchan a otras ciudades ante la imposibilidad de ponerse en marcha en Zamora.

 

La oposición no ha tardado en reaccionar. Desde el Grupo Popular se ha estimado que es “lamentable y profundamente decepcionante” que el equipo de gobierno pudiera estar recurriendo a estas supuestas prácticas donde, por ejemplo, las represalias por contar lo que está sucediendo en un servicio que tienen abandonado puedan ser una realidad. Y le recuerdan a Guarido un decálogo para mejorar esta tramitación, uno de los puntos negros de su gestión como alcalde, que San Damián cree va a ser uno de sus grandes fracasos.

 

El portavoz municipal de Ciudadanos Zamora, Francisco José Requejo, pedirá en la comisión de Urbanismo que el concejal del área abra una "investigación interna" para "averiguar si las supuestas presiones del personal de Urbanismo hacia los usuarios que se quejan de la lentitud de las licencias son ciertas o  si existen alguna evidencia para la mencionada denuncia"Según explica Requejo, desde Ciudadanos consideramos que "si los hechos son ciertos, el equipo de gobierno debe dirimir responsabilidades entre el personal de manera urgente, ya que sería intolerable".

 

No obstante, asegura que no se pronunciará antes de tener pruebas y conocer los hechos de una manera veraz y pormenorizada. El grupo municipal de Ciudadanos Zamora ha mostrado en reiteradas ocasiones su preocupación por la situación en la acumulación de retrasos que están sufriendo los emprendedores en esta ciudad a causa de la saturación, reconocida por los propios concejales del equipo de gobierno, en el área de la concesión de licencias del servicio de Urbanismo del Ayuntamiento.

 

Por esta razón, desde la formación naranja se ha solicitado que el área de urbanismo estudie la rentabilidad de externalizar un servicio que "a todas luces está resultando ineficaz, puesto que la concesión de licencias se encuentran fuera de los plazos establecidos por la ley".